Reclaman obras desde 2003 para combatir las inundaciones

Reclaman obras desde 2003 para combatir las inundaciones

Productores advirtieron en 2016, en una nota al PE, sobre “posibles nuevas crecientes”. La Junta de Regantes del Este detalló en el texto las reuniones que mantuvo con funcionarios durante 13 años. Sin respuestas.

“En manos del Estado está evitar que familias enteras queden sin viviendas y que más de 1.500 hectáreas pierdan su potencial productivo”.

Con este párrafo, la Junta de Regantes del Este -un órgano que reúne a productores de esa región- le dio fin a la nota enviada en agosto de 2016 al ministro de Producción, Luis Fernández.

En el texto, remarcaron que desde 2003 vienen reclamando obras para el encauce del río Graneros (continuación del río Marapa). “Este pedido lleva 13 años sin haber logrado hasta el momento ningún avance”, le indicaron los productores al funcionario en 2016. Según voceros de la Junta de Regantes del Este, al día de hoy tampoco hubo contestaciones desde el PE.

En el escrito estamparon su firma decenas de productores rurales, quienes efectuaron un racconto de todos los pedidos.

Destacaron que “las gestiones comenzaron en 2003”. Un año después, indicaron, obtuvieron una audiencia con el ex gobernador, José Alperovich -hoy senador-, y con el ex intendente de Graneros, Roque Graneros (PJ-FPV), esposo de la actual jefa municipal, Adriana Cejas. Así, según los productores, en noviembre de 2004, y por “instrucciones” de Alperovich, lograron reunirse con el entonces subsecretario de Recursos Hídricos, Alfredo Montalbán. “Se le hizo entrega de una nota con los requerimientos de la Junta (de Regantes del Este). Lamentablemente, nunca obtuvimos respuestas”, añadieron en la nota.

Esperaron hasta 2007 para solicitar una nueva audiencia, en este caso con el ex ministro de Producción, José Paz, Así, hubo conversaciones con funcionarios de distintas reparticiones del PE con injerencia en cuestiones hídricas. “Tampoco se dio solución”, explicaron los productores. Detallaron que en 2008 los recibió el entonces ministro de la Producción, Jorge Gassenbauer. “Las gestiones continuaron con ministros, con autoridades de Obras Públicas, con la Secretaría de Recursos Hídricos y con la Dirección Provincial del Agua. No hubo respuestas”, insistieron los miembros de la Junta. En 2015, añadieron, el entonces ministro Jorge Feijoó accedió a una reunión junto a funcionarios de distintas áreas. “Se presentó nuevamente el problema, porque la erosión de los márgenes del río Graneros estaba a no más de cinco metros del canal. Se les advirtió además de la posibilidad de una nueva creciente. Pero, lamentablemente, fue más fácil no hacer nada”, señalaron en el escrito dirigido a Fernández.

Los productores recordaron que, en su momento, las obras necesarias tenían un costo estimado de $ 300.000. “Se ignoró que las consecuencias de los desbordes y la erosión de las márgenes significaban varios millones de pesos. Las estimaciones actuales superan los $ 3 millones sólo en movimientos de topadoras”, alertaron en el escrito. LA GACETA consultó ayer a autoridades del Ministerio de Producción, quienes anticiparon que hoy efectuarían declaraciones sobre la nota en cuestión.

Repercusiones

El radical Raúl Albarracín, titular de la comisión de Medio Ambiente de la Legislatura, había hecho mención a la nota enviada por la Junta de Regantes del Este en la sesión especial del 31 de marzo, cuando se ratificó el DNU de emergencia hídrica para Graneros, Alberdi, La Cocha y Simoca. Ayer, en diálogo con este diario, Albarracín recordó que en 2016, a través de la comisión de Asuntos Municipales de la Cámara, se había citado a funcionarios del PE -que no concurrieron- para hablar de las inundaciones. “Se podrían haber evitado muchos daños si las autoridades hubieran accedido al diálogo y el trabajo mancomunado”, indicó Albarracín.

Coment� la nota