Reclaman al municipio que controle las marquesinas en infracción

El Concejal de la UCR, Fernando Rizzi, reclamó al Gobierno Municipal que intime la adecuación de marquesinas que se encuentren en contravención con la normativa vigente. "Ponen en riesgo la seguridad de los transeúntes y generan imagen de cambalache" sentenció.-
Rizzi señaló que "la actual situación que presentan las marquesinas y letreros de los comercios, ponen en riesgo permanente la vida y la integridad física de quienes transitan por las veredas, además de generar un aspecto de cambalache que atenta contra el paisaje y la estética urbana, y degrada el medio ambiente".

El concejal sostiene que debido a estos motivos es imprescindible que se hagan cumplir las Ordenanzas y que se adecuen las instalaciones que se encuentren en falta

Las marquesinas y letreros en contravención, generalmente de grandes dimensiones y larga antigüedad, amenazan permanentemente con desplomes o voladuras de sus estructuras, y riesgos derivados de sus conexiones eléctricas, pudiendo generar consecuencias desafortunadas.

Según Rizzi, "hay que trabajar en prevenirlo". Y explicó: "la Ordenanza Nº 17.707 de 2006 estableció un plazo vencido hace mucho tiempo ya, para que los toldos, letreros y marquesinas existentes en locales comerciales se adecuaran a las normas del Reglamento General de Construcciones".

Luego de transcurrido el tiempo estipulado, según el edil "la autoridad municipal debió haber labrado las actas de inspección pertinentes cuando se constatare el incumplimiento de las normativa vigente, a fin de aplicar multas e intimar la adecuación de las instalaciones en contravención. Además el Municipio está habilitado para desmontar las estructuras sobre la vía pública que se encuentren en infracción, a costa del frentista".

Cabe señalar que las marquesinas deben situarse a una altura mínima de 2,60 m. sobre el nivel de vereda no admitiéndose columnas de ningún tipo para su sostén. Podrán avanzar hasta una distancia mínima de 1,20 m. del cordón de la vereda, no pudiendo en ningún caso volar más de 2,50 m. desde la línea municipal.

Comentá la nota