Reclaman fondo especial para afrontar el 2009

En la Provincia las cuentas municipales no cierran. La inflación, la falta de inversión y la crisis financiera mundial entre las principales causas
La confección de los presupuestos comunales para 2009, pasó de ser un proceso de previsión económica más o menos estable a convertirse en una lotería. Y si no, que le pregunten a los intendentes bonaerenses, que de los malabares diarios para que las cuentas cierren, pasaron a reclamar un fondo especial que les permita afrontar los vaivenes de la economía.

Entre las causas están el contexto financiero mundial y nacional, signado por la falta de previsibilidad; la retracción de la inversión y la continuidad del proceso inflacionario. Por eso algunos intendentes bonaerenses pidieron prórroga y evalúan con mayor detenimiento los planes para 2009. Otros ya anunciaron números rojos y piden asistencia al Gobierno nacional.

En ese marco, el intendente de San Vicente, Daniel Di Sabatino, afirmó ayer a diariohoy.net que en el Conurbano “conceptualmente el presupuesto es insostenible e insuficiente si se pretende cumplir con todas las obligaciones”. Como medida paliativa, la mayoría de los distritos, dispuso el incremento de tasas municipales o la creación de nuevos impuestos. En San Vicente la tasa municipal se incrementó en un 30% y se creó un fondo de contribución para la salud pública que implica un 30% de la masa total impositiva.

“Estamos atravesando una situación muy complicada que el año que viene se verá más difícil aún por el tema salarial y sanitario”, explicó Di Sabatino, quien se mostró ansioso por conocer la respuesta del Gobierno nacional respecto del fondo especial de asistencia que el municipio pidió hace dos meses.

En General Villegas, a diferencia de San Vicente donde el presupuesto se presentó el último viernes con un incremento del 6%, el intendente Gilberto Alegre, informó que pidió una prórroga porque “los números se pueden dibujar y listo, pero nosotros queremos hacer una previsión presupuestaria que se ajuste, lo más posible, a la realidad del distrito”, detalló.

Los trabajadores municipales recibirían en enero un incremento salarial que llevaría al municipio a invertir más del 43% de su presupuesto en sueldos y por ello aún no entregaron el presupuesto 2009 al Concejo Deliberante.

San Pedro es otro de los municipios a los que jaqueó la situación del campo. Hay empresas que, aunque no hacen suspesiones, tampoco hacen incorporaciones de personal. Lo mismo pasa con las empresas vinculadas al agro: no hay casi campos sembrados con trigo, la cosecha de naranja fracasó por la helada y los campos para soja esperan todavía por la concreción de contratos arrendatarios.

El intendente Mario Barbieri reconoció a diariohoy.net que “hay una notable merma en la generación de empleo” que se acentúa por los efectos de la crisis financiera en Argentina.

Comentá la nota