Reclaman por falta de agua en casas del Plan Federal

Vecinos de las viviendas inauguradas el 3 de diciembre en el norte de la ciudad piden que se normalicen los servicios de agua y energía eléctrica que fueron interrumpidos el fin de semana.
Los vecinos que resultaron adjudicatarios de las 150 viviendas del "Plan Federal I" no logran tener un vida tranquila como se merecen, algunos ya piensan que haber sido favorecidos en el sorteo de casas más que un premio, es un castigo.

A principios de marzo cuando se realizó el acto de pre adjudicación, fueron víctimas de una bochornosa actuación de la escribana Dechanzi, quien llamativamente "se olvidó" de colocar 150 bolillas en el bolillero, lo que provocó que el sortea sea invalidado por "estar viciado de nulidad".

Esto provocó la inmediata reacción de los afectados, quienes exigieron a funcionarios locales y ediles de todas las bancadas que realicen las gestiones necesarias para pedir soluciones a representantes del gobierno de Binner.

Luego de varios días de reclamos, se realizó el viaje a la capital provincial donde, el entonces director de viviendas y urbanismo, Gerardo Barro, aseguró un nuevo sorteo a la brevedad y además un subsidio para aquellos ciudadanos que ni siquiera tuvieron la posibilidad de participar porque sus bolillas no habían sido incluidas.

Luego del nuevo sorteo, se anunció la entrega de viviendas para los primeros días de agosto, cosa que como se sabe, no ocurrió.

Otra vez los vecinos recurrieron a los concejales para pedir celeridad en la entrega de las unidades, que por otra parte se sabía que ya estaba terminado su proceso de construcción.

Pasadas algunas semanas y en el marco de una asamblea ciudadana organizada por el gobierno de Hermes Binner, los pre adjudicatarios reclamaron ante la arquitecta Alicia Pino, actual encargada de la dirección provincial de vivienda y urbanismo en reemplazo de Barro, quien aseguró que entregarían las llaves durante los primeros días de noviembre. Esto tampoco sucedió.

Cuando el mal humor de los vecinos se estaba transformando en desesperación ya que caducaban sus contratos de alquiler, desde la provincia confirman el 3 de diciembre como el día definitivo de entrega.

A poco más de veinte días de este hecho, los nuevos propietarios tienen que salir nuevamente a reclamar en principio por la falta de energía eléctrica durante varios días, donde debieron soportar temperaturas de más de cuarenta grados, sin la posibilidad de atenuar el clima con un humilde ventilador o una bebida fría.

A esto se sumó, el problema que padece toda la ciudad desde hace décadas, la falta de agua.

En este caso los primeros reclamos llegaron a la secretaría de Desarrollo Social a cargo de Mariana Allassia quién manifestó que "los vecinos de las 150 nuevas viviendas no tienen agua. Durante el Fin de Semana ASSA llenó los tanques de las casas uno por uno. Hoy (por ayer) ya volvieron a quedarse sin servicio. Un Barrio nuevo que sufre los problemas de toda una ciudad. La provincia fue reiteradamente notificada. No hubo respuestas", enfatizó.

"Los reclamos de agua, especialmente en el nuevo sector de las 150 viviendas, son realmente preocupantes. Nunca, ni en los días más frescos, estos vecinos tienen presión para que el agua llegue", explicaba la funcionaria que luego agregó que se han hecho todos los reclamos necesarios y la gente de ASSA comentó que "no hay caudal de agua suficiente en la ciudad".

Evaluando la situación con los vecinos "sabemos que con estas medidas paliativas no alcanza ni pueden ser sostenidas en el tiempo", contó Allassia quien agregó que desde la Municipalidad se acompañó a los vecinos en todo el proceso inclusive en el momento en que ASSA mandó los "camiones cisterna para llenar cada uno de los 150 tanques. La tarea se completó recién el lunes a la madrugada".

"Esta medida no se puede sostener. No se puede llevar agua a cada uno de los 150 tanques cada vez que se vacían. Es necesario que se hagan obras que permitan brindar agua en cantidad y calidad2"

Los vecinos "han preparado notas y se hizo el reclamo a la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo, que encabeza Alicia Pino, para que intervenga urgentemente, como organismo de la provincia competente, en buscar soluciones para el desarrollo de un plan de contingencia de corto y mediano plazo para que los vecinos cuenten con el servicio", dijo la secretaria quien también agregó que "la situación de fondo, no sólo para este sector sino para toda la ciudad, es el Acueducto".

Desde distintos sectores se menciona que el Plan Federal, que es un proyecto que parte desde el gobierno nacional y se coordina y ejecuta con la participación del estado provincial y municipal, no tiene un estudio exhaustivo y certero en la elección de terrenos y materiales.

Es necesario un análisis menos improvisado, ya que se sabe que es dificultoso llevar servicios a zonas como en las que se construyeron estas 150 viviendas y que además, tal como lo adelantó el intendente Perotti el 3 de diciembre que se realizó el acto de inauguración, en los terrenos lindantes se harán las 600 casas del Plan Federal II, lo que va a transformar la situación en gravísima, ya que los trabajos para proveer de agua al sector no tiene el volumen suficiente para tamaña cantidad de viviendas.

Sería una buena medida, analizar en profundidad, por ejemplo, si la ciudad está en condiciones de "llevar agua" hacia los centenares de terrenos a lotear en la zona lindante la bosquecito Besaccia.

Comentá la nota