Reclaman cumplimiento de convenios

Los trabajadores quieren que se incorpore al básico la totalidad de los 380 pesos que han cobrado de aumento y que se suspendan las contrataciones de nuevos empleados.

Los trabajadores municipales reclaman que el Gobierno local cumpla los compromisos asumidos en los convenios que firmó desde junio pasado.

Quieren que el Ejecutivo incorpore al básico la totalidad de los 380 pesos que han cobrado de aumento y que se suspendan las contrataciones de nuevos empleados.

Por eso, presionaron para que el Ejecutivo reabra la mesa salarial para discutir los puntos que aún no fueron cumplimentados.

Los empleados municipales realizaron el jueves por la mañana una asamblea donde acordaron exigirle al Municipio la reapertura de la mesa tal como habían acordado meses atrás.

El secretario de Gobierno municipal, Emilio de Alvear, fue el interlocutor de las negociaciones con los delegados de los trabajadores, quienes pretendían que la mesa se realizara el viernes.

Luego, solicitaron que sea el martes, pero como ese día el Ejecutivo tiene reunión de gabinete, De Alvear sugirió que se encuentren el jueves. Los trabajadores aceptaron.

Valeria Navarro dijo que en el documento que presentaron al Ejecutivo solicitan el tratamiento urgente del «blanqueo» completo de los 380 pesos al básico para toda la planta permanente.

Más contrataciones

Dijo que piden «no seguir contratando personas bajo ninguna modalidad», porque advirtió que desde diciembre de 2007 hasta ahora no han parado las contrataciones. Además, exigen que cumplan con la entrega de la ropa en su totalidad entre el 15 y 20 de este mes y no por partes.

También quieren tratar de trabajar sobre los adicionales que cobran algunos empleados de las jefaturas, que lo perciben como sumas no remunerativas.

El gobierno municipal se comprometió a incorporar al básico los 380 pesos de aumento «no remunerativo» que otorgó durante este año a los trabajadores que están a 5 o menos años de jubilarse. Pero tampoco se ha cumplido con esa cláusula.

El acuerdo último que las partes firmaron fue a finales de septiembre pasado. Aunque el primer convenio se suscribió en junio último.

Desde el Ejecutivo municipal argumentan que la comuna enfrenta una situación complicada en cuanto a los recursos. De hecho el «blanqueo» de las sumas no remunerativas acordado en septiembre se ha pagado con fondos enviados por la provincia.

Comentá la nota