Reclaman que se cumpla la ley de residuos sólidos urbanos

Un legislador radical asegura que "de manera sistemática se han ido postergando las soluciones" a los problemas ambientales, a pesar de que la norma lleva más de dos años de sancionada.

A pesar de que fue sancionada por la Legislatura bonaerense en diciembre de 2006, la implementación de la ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos para la provincia de Buenos Aires fue postergándose reiteradamente sin que lleguen a cumplirse los postulados dictados por la norma, razón por la cual se han vencido todos los plazos legales establecidos.

La Ley 13592 facultó al Poder Ejecutivo a fijar la ubicación de las futuras plantas de tratamiento y disposición de la basura, y obligó a los municipios a establecer planes de gestión y medidas para disminuir la generación de residuos, entre otros puntos. Sin embargo, a más de 2 años de su aprobación, poco se ha avanzado al respecto.

Por este motivo, ingresó en la Cámara de Diputados provincial un proyecto de ley que propone "que se cumpla de inmediato con la Ley N° 13592 y su modificatoria ley N° 13657". El autor de la iniciativa parlamentaria, el diputado Juan Gobbi, consideró que "de manera sistemática se han ido postergando las soluciones a los problemas vinculados a lo ambiental porque dejan de ser la portada de los diarios, disminuye el interés de los ciudadanos y por carácter transitivo en la consideración de los gobiernos".

El legislador radical aseguró que los gobernantes "tienen entre sus obligaciones más severas velar por la salud de sus comunidades, independientemente de que éstas se percaten de la importancia y lo soliciten o no, dado que sus conocimientos y capacidad de análisis deben alcanzar para comprender la gravedad de no atender apropiadamente cada cuestión".

El texto del proyecto determina que el gobierno provincial deberá "propiciar la incorporación del concepto de Disposición Final de los RSU en todos los presupuestos municipales, de modo que se dé respaldo con las correspondientes tasas en cada comunidad".

Asimismo, al Ejecutivo también le corresponderá "determinar la afectación específica y la intangibilidad de estos recursos, salvo razones extremas que deberán estar debidamente acreditadas".

Por otra parte, de aprobarse la iniciativa, quedaría expresamente prohibido el traslado de residuos de una región a otra, "salvo que esto se haga con el objeto de darle valor a través de la reutilización, el reciclado o la generación de energía".

En relación con el estado actual de la aplicación de la norma, Gobbi opinó que "la manera en que el gobierno bonaerense intentó poner en vigencia la ley fue sumamente laxa, excesivamente permisiva respecto de las consecuencias para aquellos que deben hacer cumplir sus objetivos, los que a pesar de haber sido lógicamente establecidos en forma paulatina, no se respetaron".

Y responsabilizó a la actual gestión por la falta de puesta en marcha de la ley de Residuos Sólidos Urbanos. "Los funcionarios están exentos de toda disculpa cuando no cumplen con sus obligaciones y creemos que es un cargo que hoy puede hacerse a las autoridades del Poder Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires, que no cumple ni hace cumplir a los municipios con lo oportunamente comprometido por la ley 13592", finalizó.

Comentá la nota