Reclaman a Cristina que relance la obra pública

Tras la reunión de su consejo federal realizada en Posadas, la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) le llevó a la presidenta Cristina Kirchner los reclamos del sector para mantener el nivel de empleo y no frenar los planes de obras públicas que están en marcha pero que acumulan atrasos y demoras en los pagos.
"La presidenta ratificó su intención de completar los programas vigentes y adelantó que se van a incrementar en $ 1.200 millones los recursos para viviendas sociales y que habrá otros $ 1.000 millones adicionales de la ANSeS para obras públicas durante este año", señaló el titular de la CAC, Carlos Wagner.

Al término de la reunión efectuada en la Casa Rosada, un comunicado de la CAC calificó la reunión como "muy satisfactoria", pese a las escasas respuestas que le dio el Gobierno a los planteos del sector.

En el consejo federal que tuvo lugar en Misiones, tanto Wagner, como el titular del gremio de la UOCRA, Gerardo Martínez habían advertido que "si la Nación no busca nuevos mecanismos para el desembolso de fondos para obras de viviendas, la construcción sufrirá una estrepitosa caída".

Wagner y Martínez reconocieron que "el sector perdió en lo que va del año 90.000 puestos de trabajo". Según fuentes gremiales, el 50% de esos desocupados provienen de las obras públicas que están congeladas y con pagos atrasados.

En el documento final de Posadas, las cámaras provinciales le reclamaron al gobierno que "repotencie a la brevedad los fondos fiduciarios para financiar las obras de infraestructura y que resuelva la rápida implementación del anunciado plan de viviendas sociales ".

De acuerdo con la consultora Abeceb, la caída que sufre la construcción se confirma con las variaciones negativas que registraron los principales indicadores en el primer semestre. A nivel nacional, los despachos de cemento descendieron un 6,1%, mientras que los permisos de edificación cayeron un 19,2$ respecto al período enero-junio de 2008.

Comentá la nota