Reclaman las automotrices que el plan de los 0km sea para todos los interesados

Los créditos oficiales para financiar la compra de autos chicos están dirigidos únicamente a quien hoy no tiene ningún auto en su garaje, no importa si es nuevo o viejo, grande o chico. Para acceder al crédito oficial, no hay que tener "automotor" alguno.
Así lo dispuso la ANSeS en el pliego de licitación dirigido a los bancos, que esta semana ofrecieron cobrar una sobretasa de 5,25% sobre la referencia de 11% establecida por el organismo a cargo de Amado Boudou.

El texto de la ANSeS establece que la línea de créditos del organismo será para financiar a "personas físicas o jurídicas que no posean ningún automotor".

Hasta el momento, es la única definición por escrito del Gobierno sobre ese tema. No sólo dejaría afuera del programa a los casi 2,5 millones de usuarios que en los últimos cinco años adquirieron un cero kilómetro. Esa había sido la versión que en las últimas semanas dejaron trascender fuentes del Gobierno con llegada directa a la Secretaría de Comercio y también a la ANSeS.

En los hechos, la claúsula de la ANSeS dejaría fuera del programa a los dueños de casi 8 millones de unidades que, se estima en el sector, conforman hoy el parque automotor de todo el país.

Es sobre esas restricciones que las terminales automotrices y las concesionarias están presionando. Pretenden que el Gobierno sea más flexible en sus requisitos.

"Se está trabajando en la confección de los contratos. Las terminales piden que contengan la menor cantidad posible de restricciones", dijo una fuente de las automotrices.

Las concesionarias todavía no cuentan con los contratos para hacer firmar a los clientes. "Estamos esperando las planillas", dijo Ricardo Salomé, secretario de Acara.

El Gobierno lanzó hace ya tres semanas una línea de crédito de 3.100 millones de pesos para estimular las ventas automotrices, cuya instrumentación definitiva se va conformando con el correr de los días.

El plan consiste en tres líneas de financiamiento: dos son reguladas desde la ANSeS, que esta semana colocó 200 millones de pesos entre bancos que se comprometieron a cobrar una tasa máxima de 16,25% anual.

La tercera variante es un plan de ahorro previo en 12 cuotas, combinado con un crédito prendario a 48 cuotas, ajustable por el valor del vehículo. Además la ANSeS cobraría comisión 0,6% sobre el valor de la cuota, para asegurarse una renta mínima del 8% anual.

Comentá la nota