Reclaman más asistencia alimentaria en San Vicente

Cerca de 42.000 pesos en mercaderías se repartieron en diciembre y luego entregaron las tarjetas magnéticas. Para los vecinos, la ayuda todavía no resultó suficiente
Posadas. En cuatro barrios de San Vicente sigue efectiva la declaración de la emergencia alimentaria y de acuerdo a los vecinos, aunque hubo mucha ayuda, resultó insuficiente por la gravedad de la situación desesperante de las familias tareferas.

La declaración de la emergencia de “carácter urgente” se produjo durante la última sesión del Concejo Deliberante, por la unanimidad de los votos de los concejales.

En diciembre la Secretaría de Acción Social de la comuna distribuyó mercaderías por 42.000 pesos. Luego se ayudó en la Capital de la Madera a los grupos familiares que lograron inscribirse en las planillas dispuestas por el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia.

Lo anterior fue confirmado por el edil Omar Arend, quien aseguró que “la situación en la comuna sigue siendo muy complicada, porque la ayuda no alcanzó a todos los necesitados”. En dos de los barrios más afectados, el 25 de Mayo y el Unidos, las familias están compuestas por una mujer que debe encargarse de seis a ocho menores de edad. Ya que las cabezas de familias suelen dedicarse a las zafras de distintas especies.

La ayuda

En diciembre comenzaron a distribuir las tarjetas magnéticas en 33 comunas del interior. Los beneficiados con ese plan social deben presentar su DNI a la hora de utilizar sus tarjetas. Siguiendo a una política nacional, los comedores de Misiones están cerrando sus puertas de manera gradual. Primero en su lugar se entregaron bolsones de mercaderías y desde diciembre tarjetas magnéticas y ticket canasta.

El ministro Joaquín Losada expresó que los cartones magnéticos reemplazan a los módulos alimentarios, y se entregaron en una primera etapa a 11.600 familias. Mientras que durante enero se distribuirán a otros 8.400 grupos familiares hasta llegar a 20.000 beneficiarios. En San Vicente se entregaron 1.200 tarjetas. Los vecinos reconocen la ayuda recibida, aunque insisten que por ahora resultó insuficiente ante la necesidad que tienen tantas familias. También en esta localidad, los comedores comunitarios fueron reemplazados por las tarjetas sociales, cuyo valor asciende a 80 pesos correspondientes al Programa de Seguridad Alimentaria. Desde Desarrollo Social habían indicado que representaba parte de una solución y ahora, los vecinos están reclamando que se refuerce la asistencia alimentaria.

Un piso menos

El lunes 13 de marzo del 2006 se produjo en San Vicente una revuelta popular, que dejó más de 30 heridos.

El edificio comunal ardió en llamas por el accionar de desconocidos.

Junto con los desmanes provocados por los desmanejos con las cuentas oficiales de la comuna, la pueblada implicó la renuncia del intendente Luis Benítez.

Desde ese momento la Municipalidad funciona en diversos locales alquilados a tal efecto.

El proyecto para la construcción de la nueva sede comunal fue aprobado por los ediles a principios del 2007.

Pero en los últimos días el plan original fue modificado, y sin que los concejales fueran notificados. Desde la comuna se anunció que de los tres pisos planificados, sólo se concretarían dos, según los dichos del edil Omar Arend.

“Nos deben informar de manera oficial porque debemos analizar el nuevo proyecto”, manifestó Arend.

Comentá la nota