La ONU reclama reanudar los vuelos

Pidió a los países que cancelaron los viajes a México, entre ellos la Argentina, que levanten la medida si no tienen argumentos científicos
CIUDAD DE MEXICO.? En un clima de creciente efervescencia por medidas generadas en el exterior en contra de ciudadanos y productos mexicanos, que considera discriminatorias y xenófobas, el presidente Felipe Calderón recibió ayer un decidido respaldo de las Naciones Unidas.

Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, pidió a los países que, como la Argentina, China y Rusia, suspendieron sus vuelos hacia Ciudad de México, confinaron a ciudadanos mexicanos en condiciones infrahumanas o prohibieron el ingreso de carne porcina, a que revean sus medidas a menos que demuestren científicamente los argumentos que motivaron tales resoluciones.

El propio Calderón había dado el lunes por la noche el primer paso en ese sentido al expresar su más enérgico repudio al rechazo surgido contra México en algunos países. Ban Ki-moon dijo que pedirá a los gobiernos que anulen las restricciones comerciales y de viaje surgidas por el brote de gripe porcina a menos que éstas tengan un fundamento científico claro.

En consonancia con el secretario general de la ONU, David Nabarro, principal coordinador de Naciones Unidas para la influenza, había dejado en claro que la Organización Mundial de la Salud (OMS) "no recomienda restricciones de viajes relacionadas con el brote de este nuevo tipo de influenza?? porque, sostuvo, esas restricciones harán posiblemente muy poco para evitar que la enfermedad se disemine, pero sí afectarán "el funcionamiento de la comunidad mundial".

Ban agregó que las medidas que tome un país soberano "deberán estar basadas en evidencias científicas así como respetando las normas humanitarias internacionales" y de la OMS. Horas antes, esa entidad, a través de su director adjunto, Keiji Fokuda, había rechazado la idea de que México se hubiera convertido en un exportador del virus de la gripe porcina.

El lunes por la noche, en un mensaje transmitido por cadena nacional, Calderón había anticipado que su gobierno iba a protestar ante organismos internacionales por los casos de discriminación. "México ha encabezado la batalla global contra este nuevo virus y en esta trinchera estamos defendiendo no sólo a los mexicanos, sino a todos los seres humanos que en el mundo pueden contagiarse con esta nueva enfermedad", dijo. "Podremos librar mejor esta batalla en la medida en que el mundo colabore con nosotros. Por eso, en nombre de los mexicanos, pido a todas las naciones que lo han hecho, que dejen de tomar acciones que sólo dañan a México y no contribuyen a evitar la transmisión de la enfermedad", enfatizó.

A renglón seguido manifestó su más enérgico repudio "a las medidas vejatorias o discriminatorias emprendidas por varios países contra los mexicanos". Apenas unas horas después un avión de Aeroméxico aterrizaba en China para repatriar a más de 70 mexicanos que el gobierno de aquel país había confinado en hoteles y hospitales.

Ayer, el secretario de Economía de México, Gerardo Ruiz Mateos, anunció que el gobierno presentaría una denuncia ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra China, Ucrania, Ecuador, Emiratos Árabes, Rusia, Bolivia, Honduras y Azerbaiján, países que cerraron sus fronteras a la carne de cerdo elaborada en ese país. La denuncia en cuestión exige que demuestren con "sustento científico" las causas que justifiquen el cierre de fronteras para la carne de cerdo mexicana.

En el mismo sentido, Ruiz Mateos dijo que se le pidió a la OMC "eliminar cualquier medida de restricción establecida sobre productos mexicanos, con motivo de la influenza que no sea congruente con la información científica correspondiente y sus obligaciones internacionales".

Fomento al turismo

Paralelamente, legisladores mexicanos que integran el Parlatino anunciaron que convocarán a los Congresos de los 22 países participantes del organismo a emitir una declaración contra los gobiernos que han discriminado y rechazado a personas, vuelos y productos nacionales.

En tanto, el gobierno de Calderón también dio a conocer ayer una serie de medidas destinadas a reactivar la economía, fatalmente golpeada por el virus de la gripe humana, especialmente en el sector del turismo y de los servicios (la visita de extranjeros es la cuarta fuente de recursos del presupuesto mexicano).

El secretario de Hacienda, Agustín Carstens, afirmó públicamente que el PBI caerá un 3,5%, pero que sufrirá un rápido restablecimiento. Estudios privados, sin embargo, estiman que esa caída llegará al 4,8% y que puede causar la perdida de hasta 700.000 puestos de trabajo.

México lanzará ahora un agresivo plan de recuperación de turistas en todo el mundo. Rebajará en un 50% la tasa de utilización de puertos a los cientos de cruceros que cruzan el Caribe y que atracan en estas playas entre mayo y julio. También reducirá en la misma proporción y por seis meses, la que se le cobra a las aerolíneas que ingresan en el territorio mexicano, entre abril y junio. Dará apoyo con subsidios a la actividad hotelera y reducirá las obligaciones fiscales de las empresas para evitar despidos.

Mientras tanto, la población de Ciudad de México se apresta a retomar su ritmo de vida. Hoy volverán a abrir los restaurantes y los bares, aunque con algunas medidas restrictivas en lo que hace a nivel de ocupación y condiciones de higiene. Será obligatorio, por ejemplo, tomarles la temperatura corporal a los clientes y se le prohibirá el ingreso a cualquier persona que tenga más de 38° de temperatura o presente signos de gripe.

Mañana retornarán a clases los alumnos del nivel superior de la escuela secundaria (cuarto, quinto y sexto año) y los que están en el nivel universitario.

Comentá la nota