Reclama la CTA por su personería

Con el fallo de la Corte, Yasky le pidió al ministro Tomada el reconocimiento de la central sindical
Con el respaldo del fallo de la Corte en favor de la libertad sindical, una delegación de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), liderada por su secretario general Hugo Yasky, visitó al ministro de Trabajo, Carlos Tomada. Yasky no sólo ratificó "el pedido de personería gremial" a la organización sino que aumentó la presión y expresó "la necesidad de no postergar la decisión".

En la reunión, el ministro Tomada destacó "la vocación del Gobierno de preservar el empleo" y recordó las herramientas para ello como "el procedimiento preventivo de crisis y el subsidio de recuperación productiva" (ver en Economía).

Pero respecto de la necesidad de la CTA de que se sustancie el fallo de la Corte con una reglamentación del Ministerio de Trabajo, surgieron dos versiones distintas.

Según Yasky, Tomada dijo que el veredicto del tribunal "representa un cambio doctrinario profundo muy grande respecto de todo lo que se conoció en el tratamiento jurídico".

Pero la versión del Ministerio de Trabajo, por medio de un comunicado, fue que el tema "requiere, por su importancia, un estudio profundo" y que "eso es lo que están haciendo los equipos técnicos del ministerio".

De la reunión participaron Tomada, la secretaria de Trabajo, Noemí Rial, y el jefe de gabinete del ministerio, Norberto Ciavarino, mientras que por la CTA lo hicieron Yasky, y los secretarios adjuntos Pedro Wasiejko y Pablo Micheli.

Es que para que el fallo de la Corte no sea abstracto, se necesita que se reglamenten los derechos que obtendrían los futuros delegados electos de organizaciones simplemente inscriptas. "Es imprescindible que el fallo de la Corte no quede simplemente en un papel escrito", dijo Yasky.

Lo que quiere discutir la CTA es que se otorguen los fueros a los delegados, el descuento por planilla para empleados y la representación gremial del conjunto.

El secretario de Finanzas de la CTA, el gastronómico Daniel Jorajuría, confirmó a LA NACION que el martes próximo la central analizará si recurre a la Justicia o espera que el Gobierno le conceda la personería gremial.

Mientras la CGT expresó su malestar por el fallo de la Corte y exigió "una decisión política" en contrario (espera la influencia de Néstor Kirchner para que se reglamente un cambio en la ley 23.551 o se presente una nueva ley sindical), Jorajuría fue tajante: "Frente al veredicto de la Corte, el Gobierno no puede apoyar lo insostenible. Reglamentar algo en contra de la ley sería prohibir a la CTA".

A la defensa para que se "garantice la libertad sindical en la base", que hizo Wasiejko, surgió ayer el aislado apoyo del cegetista secretario general de la Asociación del Personal de Organismos de Control, Hugo Quintana, para que la CTA "sea reconocida y tenga la personería gremial".

Comentá la nota