La OEA reclama diálogo al gobierno de Micheletti

Una misión del organismo llegó ayer al país; EE.UU. anunció su "firme respaldo" a la gestión
TEGUCIGALPA.- En un intento más por resolver la crisis institucional que vive Honduras desde hace casi dos meses, una misión de cancilleres de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en la que figura el de la Argentina, Jorge Taiana, llegó ayer a Tegucigalpa para recabar información de los sectores políticos, sociales y económicos involucrados en el conflicto, y tratar de convencer al gobierno de facto de Roberto Micheletti de que acepte el Acuerdo de San José.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, que viaja con la misión en calidad de observador, dijo a su llegada a Tegucigalpa que la crisis hondureña se prolongaba ya demasiado tiempo.

"Nos anima un espíritu de diálogo y la disposición de escuchar a todos los protagonistas relevantes de esta situación", añadió.

Por su parte, el canciller de Costa Rica, Bruno Stagno, otro de los integrantes de la misión, se mostró esperanzado en que el gobierno de facto pudiera llegar a aprobar el Acuerdo de San José, "incluida, obviamente, la reinstalación de Zelaya [en el poder]".

El Acuerdo de San José, propuesto por el presidente costarricense, Oscar Arias, plantea también una amnistía política para todos los actores políticos involucrados en el conflicto, el adelanto de las elecciones previstas para el 29 de noviembre y la creación de una comisión de verificación del acuerdo, entre otros puntos.

Respaldo de Washington

El Acuerdo de San José y la misión de la OEA recibieron ayer el "firme respaldo" de Estados Unidos. "Apoyamos firmemente la visita", dijo el vocero del Departamento de Estado Ian Kelly en una conferencia de prensa en Washington, en la que explicó que la Casa Blanca había proporcionado, a petición de la OEA, el avión militar que trasladó a los cancilleres a Tegucigalpa desde Miami.

"Es imprescindible que todas las partes involucradas apoyen este acuerdo y avancen hacia la resolución de la crisis", señaló Kelly.

Sin embargo, el régimen que derrocó a Zelaya el pasado 28 de junio insistió ayer en que el regreso al poder del presidente depuesto era "innegociable".

"Nadie puede venir a imponernos absolutamente nada. El país es soberano y nosotros tenemos nuestras propias leyes", dijo Micheletti, para quien en Honduras "todo funciona con normalidad".

Su canciller, Carlos López Contreras, publicó ayer una carta abierta en la prensa local, en la que admitió que fue "un error y una infracción legal" expatriar a Zelaya a Costa Rica tras su detención. Sin embargo, afirmó que la "rectificación de ese error" no pasaba por permitir el regreso de Zelaya al poder.

En la apretada agenda de la misión de la OEA, los cancilleres se reunieron ayer con representantes del gobierno de Micheletti y recibieron a varios funcionarios de Zelaya, que expresaron su apoyo al Acuerdo de San José.

A esa reunión asistió también la esposa del presidente derrocado, Xiomara Castro.

Tras el encuentro, Castro declaró a la prensa que su esposo estaría dispuesto a regresar a su cargo, aunque fuera "atado de pies y manos". "El presidente [Zelaya] está confiado en las gestiones de la OEA", añadió.

Los delegados de la OEA conversaron asimismo con miembros del Tribunal Supremo Electoral (que recientemente se negó a adelantar las elecciones) y con el titular del Congreso, José Alfredo Saavedra. En su visita, que finaliza hoy, los cancilleres tienen previsto entrevistarse con religiosos, empresarios, organizaciones de la sociedad civil, y con los candidatos a las elecciones de noviembre. Elvin Santos, del Partido Liberal (el mismo al que pertenece Zelaya), y Porfirio Lobo Sosa, del Partido Nacional, son los dos únicos que cuentan con posibilidades de ganar las elecciones.

La misión de la OEA está integrada, además de por Taiana y Stagno, por el secretario de Estado de Asuntos Exteriores de Canadá, Peter Kent; los cancilleres de México, Patricia Espinosa; de Panamá, Juan Carlos Varela, y de Jamaica, Kenneth Baugh, y el embajador de República Dominicana ante la OEA, Virgilio Alcántara.

Coincidiendo con la visita de los cancilleres de la OEA, partidarios y detractores de Zelaya se manifestaron ayer en Tegucigalpa.

Varios cientos de zelayistas trataron de llegar al hotel donde la misión diplomática celebraba sus reuniones, pero no pudieron alcanzar su objetivo debido al fuerte dispositivo policial.

Por su parte, centenares de seguidores de Micheletti se reunieron ante la Casa Presidencial para respaldar al gobierno de facto.

Comentá la nota