Recién en febrero cancelarán el 82% móvil a los jubilados mendocinos.

Afecta a unas 17.500 personas. El retraso se debió a que el convenio con la Anses entró tarde y esto obligó a tener que liquidar los salarios nuevamente. La fecha aún es incierta pero se pagará con retroactivo.
Alrededor de 17.500 jubilados deberán seguir esperando el pago correspondiente al 82% móvil que -estiman- comenzaría a pagarse en febrero aunque aún sin día determinado en el segundo mes del año. Sucede que la firma del nuevo convenio entre la Provincia y la Nación se realizó algo tarde por lo que los jubilados sólo cobraron una parte del sueldo que usualmente perciben y se encuentran a la espera de que se les cancele la deuda.

Las personas afectadas no han parado de realizar consultas a este diario así como a las distintas sedes de Gobierno con el objetivo de saber cuándo podrán disponer de esa parte de su salario que -en algunos casos- es hasta la mitad del mismo. Vale recordar que los pasivos ya cobraron la suma del haber mensual pero les resta percibir, por planilla suplementaria, el cargo con el monto del 82%.

Desde el Ejecutivo, ratificaron que dicho resto sí se va a cobrar así como se cumplirán los retroactivos correspondientes con la idea de que pronto se equipare el cobro del sueldo con los haberes móviles que dependen de la Nación.

Las demoras por las que 17.500 jubilados mendocinos han cobrado mucho menos en enero se debe a los pasos burocráticos que tanto el Ministerio de Hacienda provincial como la Anses deben hacer para poder liquidar los salarios.

"En su momento, enviamos la liquidación para que se pagara todo junto pero como el convenio se terminó de rubricar más tarde (el 7 de enero), no se pudo llegar a tiempo y decidieron separar los montos", explicó Mario Granado, subsecretario de Hacienda debido a que en la Oficina Técnica Previsional no pudieron dar ningún detalle al respecto.

Debido a que la liquidación conjunta no se pudo pagar, ahora el gobierno debe mandar una nueva con el ítem separado con el formato que exige la Administradora de Seguridad Social. El problema es que para Anses estos sueldos son unos más entre los millones que debe procesar a nivel nacional aunque, desde el Gobierno, estiman que puede salir un poco más rápido debido a que se trata de "un caso especial".

De todas maneras, Granados explicó que la demora no significa un atraso para Anses ya que debe procesar los datos requeridos para realizar la nueva liquidación con los mecanismos usuales de control.

"Ahora estamos enviando la información y es probable que la semana que viene estén en condiciones de liquidar. El tema es que también habría que chequear la disponibilidad de los fondos", precisó el funcionario quien agregó que -en condiciones normales- este trámite demora alrededor de un mes pero que espera que se saque cuanto antes debido a que se trata de un tema al que el Ejecutivo le ha prestado especial atención. Más allá de la buena voluntad, los jubilados continúan sin certezas.

La situación involucra a aquellas personas que se jubilaron con anterioridad al traspaso de la Caja de Jubilaciones, en 1996, a través del decreto N° 109, de la ex administración de Arturo Lafalla.

Comentá la nota