Río III: recién en un año cobrarían los damnificados

La ley de indemnizaciones saldría en setiembre, pero por los plazos de la Justicia se haría efectiva a mediados de 2010.
Tuvieron buena recepción entre los damnificados de las explosiones en Río Tercero las cifras indemnizatorias que presentó el Poder Ejecutivo en el proyecto de ley que ingresó ayer a la Cámara de Diputados de la Nación.

La escala arranca en los 537 mil pesos para herederos de víctimas fatales; 376 mil para lesionados graves; 322 mil para lesionados leves; 48 mil por daño moral o psíquico; y 16 mil por daño material. "Son cifras que están reflejando lo que era la expectativa de la gente", resumió a título personal Oscar Gigena, presidente de la Comisión de Damnificados.

De aquí a un año. Pese al inmediato ingreso del proyecto al Congreso, lo concreto es que la gente de Río Tercero podría estar cobrando recién en junio del año que viene. La estimación, planteada por el abogado patrocinante de 12 mil damnificados, Mario Ponce, tiene en cuenta los plazos procesales que plantea el proyecto de ley.

El cálculo surge del plazo de 60 días establecidos como máximo para que se reglamente la ley, sumado a los 180 días que tendrán los vecinos accionantes para presentar la solicitud de beneficio. Ambos plazos, sumados, implican ocho meses. Si se cumple la estimación de que la ley se apruebe en setiembre, la reglamentación estaría lista a fines de noviembre, y las solicitudes se podrán presentar entre diciembre y mayo. "Calculo que se estarán pagando en junio", estimó el letrado.

Según lo establecerá la propia ley, los pagos se realizarán con bonos de consolidación de deudas por un total de 220 millones de pesos. Según la diputada oficialista Patricia Vaca Narvaja, "los bonos presentan diferentes alternativas para ser cobrados", dando por hecho que esto no causará inconvenientes a los beneficiarios.

Comentá la nota