"No recibimos papeles del INDEC"

"No recibimos papeles del INDEC"
• LO DIJO JUAN MARIO JORRAT, EN REFERENCIA A LA EVALUACIÓN DEL IPC
«Soy moderadamente optimista», sostuvo Juan Mario Jorrat, representante de la Universidad de Tucumán que conforma el Consejo Académico que debe evaluar la manera de elaborar el controvertido IPC, en relación con su participación en este órgano auditor.

Jorrat debería concretar hoy la segunda reunión junto a Rubén Hallú (UBA), Daniel Pérez (Universidad de Mar del Plata), Ernesto Seselovsky (Universidad de Rosario) y Jorge Fernández Bussy (Universidad de Tres de Febrero). Sin embargo, tal como este economista tucumano explicó, «no tiene sentido si no están los documentos para analizar. Parte de lo convenido era que teníamos que tener la información con suficiente tiempo. Creo que el ministro fue demasiado optimista para planear un encuentro cada 15 días».

Antes de conformar el Consejo Académico del INDEC, Jorrat era consultado porque construye un índice que adelanta, con seis meses de anticipación, cuándo una economía pasa de un período de expansión a otro de recesión.

Periodista: ¿Por qué no se va a revisar para atrás el IPC?

Juan Mario Jorrat: El ministro Amado Boudou así lo dijo. Y es razonable porque la Justicia lo está haciendo. Además, no les compete a las universidades y es muy difícil, por las implicancias legales. En la Argentina deberíamos tener un Parlamento que mire las cuestiones que hacen al futuro; un Ejecutivo que se ocupe de las cosas del presente; y una Justicia que revise el pasado. Por otra parte, ¿conoce algún país donde se haya revisado hacia atrás el IPC?

P.: No, pero tampoco un país donde los índices estén tan sospechados como acá.

J.M.J.: Eso es cierto. Como universidades debemos buscar la verdad y darla a conocer. Si está la disposición de revisar cómo se elabora el IPC de acá en adelante, no es irracional pensar que de ahora en más lo harán bien, si es que se encuentran inconsistencias. Necesitamos instituciones firmes que funcionen de manera independiente de los gobiernos. En Europa se dictan para todos los países las metodologías a seguir, que a su vez son replicadas a nivel regional. ¿Cree usted que cuando cambia el Parlamento Europeo se modifica la manera de elaborar las estadísticas? Por supuesto que no. Y en Estados Unidos es similar: sigo recibiendo mails de la misma gente que hace muchos años. Espero que la Argentina esté en proceso de mejorar las instituciones.

P.: ¿Podrán impulsar cambios desde el Consejo Académico?

J.M.J.: Si se puede revisar algo con el condicionamiento de no hacerlo con los datos anteriores, puede ser, vamos a ver qué ocurre. Si no se puede hacer nada, entonces hay que revisar las tareas. Pero justamente hace falta definirlas; el Gobierno lo tiene que hacer. Hasta ahora hicimos las primeras comunicaciones, pero faltan decidir los recursos, ya que esto insume tiempo y capital humano.

P.: ¿Cree que el INDEC puede recobrar la credibilidad perdida?

J.M.J.: Soy moderadamente optimista, pero todavía no tenemos nada definido. Faltan analizar los primeros informes. Hay un largo camino por recorrer; hasta ahora se dio el primer paso.

P.: ¿Recibieron las listas de productos con los precios, tal como prometió Norberto Itzcovich?

J.M.J.: No, no recibimos absolutamente nada. La segunda reunión supuestamente era mañana (por hoy), pero no tiene sentido si no tenemos los documentos para analizar. Hay que pensar y definir los pasos a seguir. Parte de lo convenido era que teníamos que tener la información con suficiente tiempo para analizarla. Creo que el ministro fue demasiado optimista para planear un encuentro cada 15 días. El Gobierno tiene que ceder un montón de cosas.

P.: ¿Qué tipo de información solicitaron?

J.M.J.: Los pedidos que hicimos a Itzcovich son de la composición del INDEC actual, respecto de cuánta gente trabaja, las áreas, los técnicos, en qué estado está cada informe, entre otras cuestiones.

P.: Excede a la revisión del IPC...

J.M.J.: El IPC es uno de los programas. Veo al INDEC como si fuera una universidad con muchas carreras. Si hay que mejorar la calidad, hay que poner recursos, hacer planes de carrera y facilitar los incentivos. Por otra parte, el acuerdo era que también nos iban a facilitar la Encuesta Permanente de Hogares completa, sin los tabulados, hecho que no ocurrió.

P.: La ex directora de la EPH, Cynthia Pok, denunció que no se publican muchísimos cuadros que elaboran.

J.M.J.: Uno de los pedidos fue justamente ése, que se haga público todo lo que se tiene. La encuesta industrial tampoco se la publica en la web, así como otra serie de indicadores.

P.: ¿Por qué decidió conformar el Consejo Académico?

J.M.J.: Acepté la invitación porque soy docente e investigador de una universidad pública, que es mantenida por los impuestos de todos los argentinos. La universidad tiene la responsabilidad ética de conformar el Consejo Académico, en especial cuando se requiere establecer instituciones.

P.: ¿Se llegará a modificar algo?

J.M.J.: Desde el punto de vista teórico, sí. Hace 25 años un grupo de profesionales habíamos sido contratados por el Ministerio de Economía para revitalizar el INDEC y el Sistema Estadístico Nacional. En ese momento hicimos sugerencias y revisiones sobre distintos índices y estadísticas. Se elaboraron recomendaciones que se fueron incorporando con los años.

Comentá la nota