“Recibí su renuncia; evaluaré qué haré”

El intendente Amaya reconoció que la funcionaria puso a su disposición la dimisión.
El escándalo sorprendió al intendente, Domingo Amaya, a 1.200 kilómetros de distancia. Desde Buenos Aires, y durante el alto de una reunión oficial con funcionarios nacionales, el jefe municipal reconoció a LA GACETA que evalúa si acepta la dimisión de la funcionaria objetada.

“Ella puso a mi disposición su renuncia, lo que demuestra que es una persona de bien. Cuando vuelva veré el expediente, lo analizaré y resolveré qué haré”, respondió Amaya.

El intendente aclaró que Diana Mizrahi sólo cumplió con un trámite administrativo, porque la decisión política de contratar a la empresa de Gregorio Werchow ya había sido tomada por el ex director de Deportes, Vicente Vallejo. “No fue a contratar al marido”, justificó Amaya.

La situación también repercutió puertas adentro de la Federación Económica de Tucumán (FET), entidad de la que el empresario favorecido por la contratación directa es vicepresidente segundo. El presidente de la FET, Raúl Robín, deslindó de responsabilidades a la institución en una comunicación mantenida desde Catamarca. “La FET no tiene ningún vínculo con esa empresa ni tampoco nada que ver con lo sucedido, es una cuestión entre una empresa privada y la Municipalidad. Y, según mi visión, tampoco es un problema de la empresa a la que adjudicaron el servicio, es un problema de la Municipalidad”, manifestó.

Comentá la nota