Reciben a los médicos en medio de la crisis hospitalaria

Mientras los principales centros asistenciales de la provincia siguen paralizados, el ministro de Salud Pablo Yedlin se reunirá con los profesionales a las 13.00.

Mientras el paro de los profesionales y enfermeros de los hospitales públicos ingresa en su octava jornada, el gobernador José Alperovich, rompió el clima de cordialidad y expectativas que se había generado y lanzó fuertes críticas. Luego de negar la posibilidad de concederles un incremento salarial, el titular del Poder Ejecutivo señaló que mientras realizan paro en los hospitales públicos, siguen atendiendo por la tarde en sus consultorios privados. "Nosotros no podemos hacer nada, creo que mañana (por hoy) el ministro (Pablo) Yedlin los recibe, pero más de lo que hemos dado no podemos dar", sentenció el Mandatario.

En efecto, tras la reunión realizada el jueves pasado, el titular de la cartera sanitaria provincial Pablo Raúl Yedlin, recibirá a las 13.00 a una comisión de profesionales de los diferentes hospitales públicos para dar una respuesta en torno a los planteos realizados.

Se supo que el Gobierno accederá en lo referido a las condiciones laborales, mejorando la estabilidad de los contratados. Sin embargo, no habría respuestas favorables en lo referido a la mejora salarial.

"A ellos ya se les dio un aumento", sentenció Alperovich ayer ante la consulta de los medios.

"Lamentablemente se está perjudicando a gente humilde porque ellos siguen atendiendo en los consultorios en la actividad privada. Cuando se deja de atender un hospital, no es que se deja de atender a gente que tiene plata; sino que se deja de atender a gente que no tiene absolutamente nada", añadió.

El pediatra Jorge María, integrante de los profesionales autoconvocados, señaló que el quite de colaboración se mantendrá hasta tanto obtengan una solución a sus planteos, al tiempo que refutó las afirmaciones del Gobernador. "No tiene nada que ver una cosa con la otra. Estamos en nuestro derecho en salir corriendo de acá para atender en nuestros consultorios. De hecho el ministro de Salud también atiende en su consultorio", respondió el profesional.

"Tenemos la esperanza de que nos darán una solución", expresó María.

Los trabajadores solicitaron una reestructuración salarial en todos los niveles con aumentos de un 100 por ciento, mejores condiciones de salubridad, y el pase a planta permanente de los contratados y de los empleados transitorios, además de una jubila- ción con el 82 por ciento móvil.

La profesional del Hospital de Niños Estela Di Cola aclaró que si existe voluntad del Estado se podría lograr una solución incorporando mejoras proporcionales al sueldo. De igual modo, pidió incorporar al salario básico las cifras en negro que perciben actualmente.

Pese a todo, la decisión del Ministerio de Salud de la provincia de descontar los días no trabajados se mantiene firme. Sin embargo, tal resolución no es algo que amedrente a los profesionales. "No nos importa, para nosotros esto es una inversión", dijo Di Cola al respecto.

Relevamiento

hospitalario

La mañana transcurrió sin sobresaltos para los profesionales y enfermeros que están plegados a la medida de fuerza. Las guardias de emergencias atendieron con normalidad, al igual que los internados fueron atendidos correctamente. Los pacientes crónicos, como es el caso de los oncológicos, también recibieron atención profesional. Los consultorios externos estuvieron nulos en la mayoría de los centros asistenciales. En este sentido la gente que requería alguna atención se daba con una inactividad total. De todas formas, el nivel de concurrencia disminuyó de manera considerable por cuanto la comunidad estaba informada sobre el conflicto médico. El panorama fue casi similar en los hospitales Centro de Salud, Padilla, Nicolás Avellaneda, y en el Hospital de Niños. En todos los casos, las cirugías fueron reprogramadas.

"La gente directamente no viene y durante la mañana la situación fue muy tranquila", informó Daniel Pero, subdirector del Centro de Salud. Víctor Ferullo, subdirector del Hospital Padilla, sentenció que el nivel de acatamiento en consultorios externos es del "100 por ciento".

Comentá la nota