Rechazo portuario al gravamen que impulsa la Provincia

El fuerte tributo que impulsa la administración que encabeza Daniel Scioli sería tratado en las próximas horas por la Legislatura bonaerense.
Distintas entidades vinculadas con el quehacer portuario expresaron ayer su preocupación por el impuesto que pretende instrumentar, en el corto plazo, la Provincia, consistente en gravar fuertemente la carga, descarga y remoción de mercaderías en las terminales portuarias.

El tributo que impulsa la administración que encabeza Daniel Scioli sería tratado en las próximas horas por la Legislatura provincial.

De acuerdo con lo indicado por fuentes legislativas, todo indica que el camino estaría allanado para la sanción de la normativa, que le permitiría sumar unos 750 millones de pesos a las exhaustas arcas de la Provincia.

"Este nuevo y perjudicial impuesto generará un impacto muy negativo a la ya muy castigada economía regional", sostuvo ayer Abel Di Meglio, presidente de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca.

Di Meglio reconoció que la medida cayó como "baldazo de agua fría" en los distintos sectores vinculados con la actividad en el ámbito bonaerense.

"Los directores privados y sindicales del puerto, convocamos a las cámaras que representamos para debatir acerca de este gravamen que nos tomó casi de improviso y que atañe a todos los puertos de la provincia", resaltó.

Asimismo, reconoció que generaría, entre muchos otros perjuicios, la derivación de la actividad económica a otras provincias, causando una fuerte disminución de puestos de trabajo en el puerto local.

"Este tema, que sólo tiene un fin meramente recaudador, ha movilizado a toda la cadena productiva e industrial de la región y en esto todos coincidimos. Queremos brindar una voz de alerta a todos los puertos bonaerenses, porque esto nos descoloca respecto de otras provincias", añadió.

En otro orden, Di Meglio dijo que la cuestión será abordada hoy por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, "en el transcurso de un encuentro del que también participarán acopiadores, productores de la cadena agroindustrial y exportadores, es decir, todos los sectores del quehacer portuario, que ya no soporta otra carga impositiva".

En tal sentido, especificó que la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) "también expresó su preocupación por este tema, que mantiene en alerta a variados sectores".

"Venimos del veto presidencial a la ley de emergencia para el sudoeste bonaerense, una zona muy castigada por la sequía y con una economía regional deteriorada, por lo que cuesta creer que la Provincia haya dispuesto este impuesto distorsivo que recae una vez más en el productor y que nos descoloca", afirmó.

Finalmente, Di Meglio señaló que la entidad que representa, conjuntamente con la Cámara de Concesionarios y Permisionarios del Puerto, la Cámara Portuaria y Marítima, el Sindicato Unido Portuario Argentino, la Unión Industrial, el Centro Marítimo y la Asociación de Ganaderos y Agricultores, exhortaron a los legisladores provinciales de todos los partidos políticos a que rechacen la imposición de este nuevo gravamen.

Comentá la nota