En rechazo a una ordenanza hablan de echar a patovicas

En rechazo a una ordenanza hablan de echar a patovicas
Los bolicheros no quieren que avancen con un sindicato y los señalan como personas "violentas".
Los bolicheros de la provincia, agrupados en la Cámara de Discotecas Sanjuaninas, dijeron que van a echar al personal de seguridad y vigilancia, conocidos como patovicas, que en la provincia son alrededor de 500. Fue la reacción a la aprobación ayer, en el Concejo Deliberante de la Capital, de una ordenanza que establece la creación del Registro Municipal de Personal de Control de Espectáculos, a instancias de los mismos patovicas, que quieren armar un sindicato del sector.

Según fuentes calificadas, la oposición de los propietarios de los boliches -el 90% se ubica en Capital- es porque hasta ahora podían contratar el número de custodios que consideraran necesarios, a veces uno en la puerta del comercio y otro en el interior para evitar que hubiera disturbios. Pero con la nueva ordenanza, a partir de los 180 días de que entre en vigencia, quedarán obligados a contratar un empleado cada 80 concurrentes al espectáculo. Y el que no cumpla será multado, aunque la iniciativa no establece montos. Además, según fuentes del sector, el registro es el primer hecho concreto en la provincia para que los patovicas avancen hacia el sindicato que los agrupe, que será filial de uno que ya existe a nivel nacional, el Sindicato Unico de Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia de la República Argentina (SUTCAPRA). Eso les dará más poder para exigir mayores ingresos, conquistas laborales y mejores condiciones de trabajo, algo que los propietarios de boliches no parecen dispuestos a tolerar. Ahora, por unas 4 horas de trabajo, perciben unos 80 pesos por noche.

"Desde este fin de semana vamos a prescindir del servicio de esta gente", advirtió Martín Azcona, presidente de la Cámara. "Son personas violentas y por más que haya un registro eso no va a cambiar", justificó.

Para reemplazarlos en las funciones de controlar la admisión y la seguridad en los boliches Azcona dijo que van a recurrir a los adicionales de la Policía de San Juan y a las agencias de vigilancia. Y que la decisión la tomaron el miércoles por la noche en una asamblea de bolicheros.

Los patovicas tienen varios antecedentes de violencia. Por ejemplo, en marzo de este año, Eduardo "El Huevo" Villalba, que realizaba tareas de control en un boliche, fue acusado de causarle la muerte a Maximiliano González en una pelea a la salida de una fiesta.

El proyecto de ordenanza, de autoría del concejal justicialista Roberto Leuzzi, señala la obligatoriedad de inscribirse anualmente de todas las personas que se desempeñen como personal de control de admisión en espectáculos nocturnos musicales, artísticos o culturales o reuniones bailables en el ámbito de la Capital.

El Ejecutivo Municipal, a través del área que determine, que podría ser la Secretaría de Gobierno, extenderá un carnet para las personas que se dediquen a la actividad.

Pero la iniciativa no habla en ningún punto de sancionar a los empresarios que no contraten patovicas. Señala que deben tener 1 cada 80 concurrentes y que deben estar inscriptos en el registro municipal.

A nivel nacional hay una ley que lleva el número 26370, sancionada en mayo del año pasado, que establece las reglas de habilitación del personal que realiza tareas de control de admisión y permanencia de público en espectáculos públicos.

Comentá la nota