Rechazo empresarial y de la oposición a la suba impositiva

Los aumentos impositivos que la Provincia pretende aplicar el año próximo cosecharon fuertes cuestionamientos entre empresarios, dirigentes y el arco político opositor al gobierno de Juan Schiaretti.

En el sector empresarial, primaron las críticas por la decisión de incrementar la presión sobre comercios y servicios, además de mantener la aplicación de Ingresos Brutos a la industria. "Si bien aumentó la base imponible a 2,4 millones de pesos, lo importante es la cuestión de fondo, que es el carácter distorsivo de Ingresos Brutos, porque afecta la competitividad", señaló el comité ejecutivo de la Unión Industrial de Córdoba.

"El Gobierno ha elegido el camino de gravar al comercio, servicios e industrias. Además, muchos pequeños empresarios pagarán más porque los mínimos suben por debajo de la inflación real", advirtió Eduardo Fernández (Apyme), quien vaticinó que la suba para el sector mayorista tendrá dos posibles consecuencias: menor rentabilidad o impacto en el bolsillo de los consumidores.

También hubo cuestionamientos desde la oposición política, en particular en la Legislatura. El denominador común fue el rechazo al ajuste y el desequilibrio en el que queda el agro con otros sectores. Fui casi unánime la opinión de repudiar la decisión de no aumentar la presión impositiva a los inmuebles rurales.

Llamó la atención que el ex intendente Luis Juez prefiriera, por ahora, guardar silencio, aunque sus voceros deslizaron que "lo más llamativo es que, siendo el presupuesto que esconde un gran impuestazo, el ministro (Elettore) haya usado menos de 20 minutos para exponerlo".

Con las subas al Inmobiliario Urbano, Ingresos Brutos, Sellos y la reposición de la quinta cuota para el agro, la Provincia calcula una recaudación extra de 350 millones de pesos para 2010. Ese monto equivale a duplicar el crecimiento esperado que tendrían los ingresos propios vía tributaria.

Los cuestionamientos apuntaron también que la suba de Sellos en los contratos inmobiliarios puede desalentar operaciones, golpeadas por la desconfianza en la actual coyuntura. Sin embargo, Martín Dahan (Cacic) reconoció que "el dólar quieto" incentivó un mayor ritmo de operaciones desde junio.

Las leyes económicas se aprobarían en primera lectura el 11 de noviembre. A fines de mes, tendrían sanción definitiva.

Eduardo Fernández - Apyme

"Perjudica a las Pyme"

"Muchos pequeños empresarios pagarán más en Ingresos Brutos, porque los mínimos subirán por debajo de la inflación. Entonces, pasarán a la categoría general. Además, la eliminación de la intermedia perjudica a los comercios y servicios más chicos", opinó Eduardo Fernández, de Apyme.

"En el sector mayorista, la suba de Ingresos Brutos tendrá un efecto cascada sobre el mercado interno", aseguró. Además, consideró "una ofensa al sector productivo" que no se hayan practicado subas al agro.

Martín Dahan - Corredores Inmobiliarios

"Preocupa la suba tributaria"

La Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba (Cacic) evaluó ayer la suba tributaria. El dictamen de sus autoridades fue unánime: preocupación.

"Nos preocupa porque el aumento del Impuesto de Sellos sobre los boletos inmobiliarios (pasa del 0,2 al uno por ciento) y la aplicación de Ingresos Brutos a la primera venta de un departamento por parte de una constructora generan desaliento entre quienes invierten, además de una suba de costos", explicó Martín Dahan, vicepresidente 1º de la organización.

Comentá la nota