Rechazo a la decisión de Radio Del Plata

Nelson Castro saldría del aire tras 4 años
La supuesta intención de la emisora Radio Del Plata de levantar el programa Puntos de Vista , del periodista Nelson Castro, quien tiene contrato firmado con la emisora hasta fin de 2009, despertó ayer rechazo en el ámbito periodístico. En forma unánime, varios periodistas cuestionaron la influencia que la cercanía de los propietarios de la radio con el kirchnerismo habría tenido en la decisión de la emisora.

Ayer, LA NACION se comunicó con la empresa cordobesa Electroingeniería, propietaria de la radio, cuyos voceros pidieron una hora para dar una respuesta. Pasado ese tiempo, se comunicaron para transmitir una escueta declaración: "La empresa no tiene nada que informar".

"Es una decisión sospechosa. La cancelación del programa alienta toda forma de suspicacia en relación con la opinión opositora del periodista", dijo a LA NACION el presidente de ADEPA, Lauro Laíño.

Para Magdalena Ruiz Guiñazú, "este hecho parecería demostrar una patética debilidad de un gobierno que no puede tolerar el disenso". La periodista dijo esperar "fervientemente" que la noticia no se confirme "porque, en caso contrario, estaríamos frente a una flagrante violación de la libertad de prensa".

También Víctor Hugo Morales rechazó en fuertes términos la decisión de Radio Del Plata. "Cada vez nos dejan menos espacios periodísticos auténticos, creíbles. Cada vez son menos los medios que no pertenecen a multimedios indeseables o a gente ligada al poder económico y político", dijo.

Para Pepe Eliaschev, en tanto, "se han ido cerrando los espacios de opinión e información independiente, lo cual es previsible en un año electoral y con un gobierno kirchnerista que hace todo lo posible por reducir los espacios de independencia y autonomía".

José Ignacio López definió la decisión de la emisora como "un copamiento del periodismo por parte de los amigos del poder", mientras Cristina Mucci pidió que "la empresa dé las razones por las que va a sacarlo del aire. Es muy inquietante, porque la radio es un servicio público".

Comentá la nota