ATE rechazó el aumento que ofreció Jaque.

El Gobierno ofertó una suma fija que se incorporaría de a poco al salario. Dicen que es insuficiente. Hoy, es el turno de Ampros.
A escasos minutos de haberla recibido oficialmente en paritarias, la Asociación Trabajadores del Estado rechazó la propuesta de aumento salarial que ofreció el gobierno de Celso Jaque, consistente en otorgar una cifra de 200 pesos no remunerativos ni bonificables desde el 1 de abril; que se transforman el 1 de julio en 120 remunerativos y 120 no remunerativos y desde el 1 de octubre en 240 remunerativos.

En ningún caso los aumentos son bonificables, por lo que no hacen crecer los ingresos por zona, antigüedad o riesgo y, únicamente cuando son remunerativos, generan aportes jubilatorios.

ATE comunicará hoy oficialmente su negativa al Ejecutivo "en espera de una nueva oferta salarial para el lunes que viene", según manifestó la secretaria general, Raquel Blas, a pesar de que -momentos antes- el jefe de gabinete del Ministerio de Gobierno, Rubén Boris, dejó aclarado expresamente que "la propuesta es definitiva, porque refleja el máximo esfuerzo del Ejecutivo".

Contra reloj

Unos doscientos manifestantes reunidos en asamblea frente a la Subsecretaría de Trabajo decidieron agilizar el rechazo y no esperaron a "bajar" la propuesta a los lugares de trabajo porque -dijeron- "urgen los tiempos para resolver un aumento aceptable".

Es que entre los empleados públicos se busca que la suba salarial salga antes del 28 de abril, porque la ley de Responsabilidad Fiscal prohíbe cualquier incremento de sueldos estatales a menos de 60 días de los comicios. "Ya estamos a doce días del plazo", destaca Blas.

En la reunión de ayer estuvieron presentes por el Estado: el subsecretario de Hacienda, Mario Granado, y los jefes de gabinete de Gobierno, Rubén Boris, y de Desarrollo, Leandro Carrillo, junto a los representantes paritarios tanto de ATE como de UPCN. En caso de que no se alcance un acuerdo salarial, en la Casa de Gobierno no dejan de contemplar la posibilidad de acordar únicamente con UPCN o de aprobar el aumento por decreto.

La reunión paritaria se llevó a cabo durante una agitada jornada de marchas y de reclamos que volvió a abarrotar el tránsito sobre calles Pedro Molina, Rondeau, Colón y 9 de Julio. Frente a la Subsecretaría de Trabajo, los doscientos manifestantes cortaron media calzada -durante una hora la calzada entera- y reclamaron un aumento salarial mayor al ofrecido, con pancartas, carteles y redoblantes.

Simultáneamente, los trabajadores de la Empresa Provincial de Transporte suspendieron por tres horas el servicio de trolebuses, estacionaron las unidades sobre calles 9 de Julio y avenida España y deliberaron en asamblea en la Plaza San Martín (ver aparte).

Por su parte un grupo de judiciales manifestó reclamando la adhesión de los automovilistas con "un bocinazo" entre distintos edificios de Tribunales, al tiempo que en la UNCuyo, se iniciaba -más en las escuelas secundarias que en las facultades- una nueva jornada con medidas de fuerza (por tres días) convocada por Fadiunc.

El cronograma de los reclamos había comenzado muy temprano con asambleas de Sitea en la Dirección General de Rentas. Para hoy se espera un reclamo conjunto de ATE y Judiciales en la Casa de Gobierno y se descuenta un funcionamiento irregular de los trolebuses. La protesta buscará prolongarse mañana con una marcha "contra el tarifazo" organizada por una Multisectorial con fuerte presencia de gremios estatales.

Hoy, con Ampros

La jornada de hoy centra su expectativa en el encuentro que mantendrán representantes del gobierno con la dirigencia de Ampros, el gremio que nuclea a los profesionales médicos. Ayer, Claudia Iturbe, vocal de esta organización, confirmó que "se ha decidido profundizar las medidas de fuerza con un paro sin asistencia a los lugares de trabajo el miércoles 22 y jueves 23, con guardias de día domingo".

Si bien admitió que estas 48 horas de paro previstas para la semana entrante "se podrán modificar" si es "coherente" lo que les ofrezcan hoy, aclaró que "no queremos un aumento fijo no remunerativo ni bonificable porque esto hace que se achate la pirámide salarial. Lo que sea debe ir al básico; no queremos montos fijos", enfatizó.

Comentá la nota