Rechazaron una "Saladita" por la "competencia desleal" y la defensa de 4 mil puestos de trabajo

Las entidades comerciales marcaron la cancha ante la expansión de pequeñas ferias hacia el interior bonaerense. El Ejecutivo apoyó el reclamo, pero no garantizó avanzar en el terreno Legislativo.

El comercio local rechazó ayer con énfasis la presunta instalación de una filial de La Salada, bajo los argumentos del fomento de la "competencia desleal" y la defensa de 4 mil puestos de trabajo que hoy genera el sector.

El presidente de la Cámara Empresaria (CET), Gabriel Fuente, manifestó que "realmente preocupa una feria así de manera permanente en Tandil, porque sabemos las cosas que suceden en esos lugares".

La versión surgió en un encuentro entre el intendente Miguel Lunghi y el líder de la CET, para acordar la construcción de un monumento al comerciante tandilense.

La iniciativa se inscribe en el marco de la Semana del Comerciante, que tendrá lugar en noviembre, en la que se inaugurará una escultura a manera de homenaje.

Fuente le manifestó al jefe comunal su preocupación ante el posible armado de La Saladita, una ramificación al interior bonaerense de la conocida feria.

Desde la CET definieron al espacio como un lugar de "venta ambulante, periférica y marginal, que atenta contra los intereses del sector comercial, que cumple con todos los tributos al Estado".

El presidente camarista le entregó a Lunghi un proyecto de ordenanza de otra localidad, "con el fin de anticiparse a un claro hecho de competencia desleal, legislando sobre la materia".

"Esto surgió a través de la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires, porque en Bragado ya se estaban haciendo todos los trámites para instalar el predio y, según se dijo, estas ‘saladitas’ se van a extender en toda la provincia de Buenos Aires", señaló Fuente al programa "Disculpe las molestias", en la mañana de Tandil FM 104.1.

El presidente de la CET agregó que "se decidió suspender la instalación de ferias por 120 días, hasta tanto no se reglamente de forma específica".

"Siempre tomamos cartas en el asunto en Semana Santa y ahora para hacer algo justo para el comercio de Tandil. Entre comercios y servicios les damos trabajo a más de 4 mil personas", argumentó el líder camarista.

La intención de la entidad es que se sancione un proyecto de ordenanza que manifieste "la no instalación de este tipo de ferias".

"Salvar al

comercio

minorista"

El presidente de la Cámara de Comerciantes Minoristas, Rodolfo Cesio, opinó que "mientras se ajusten a la ley y a las ordenanzas, nadie puede prohibir ninguna instalación", pero al igual que Fuente enfatizó la idea de evitar la "competencia desleal".

"No podemos salir a pelear con esto también, encima del perjuicio que nos ocasiona el tránsito y la feria de Semana Santa", indicó, y añadió que "ya tuvimos una pequeña ‘saladita’ en Tandil" en el predio de Puente Azul.

Además, Cesio marcó que "los alquileres en Tandil no han bajado un centavo" y reiteró el llamado "a trabajar como centros de compras, tratar de aunar esfuerzos y alquilar locales mayores, para tener seis o siete negocios con una sola administración, depósito y seguridad".

"Es la única manera que se va a salvar el comercio minorista. Será fundamental para poder sobrevivir", cerró. *

Comentá la nota