Rechazaron la interpelación y Gambetta no tendrá que ir al Concejo Deliberante

Rechazaron la interpelación y Gambetta no tendrá que ir al Concejo Deliberante

Tras varias semanas de discusión, finalmente los concejales rechazaron convocar para interpelarlo al jefe de Gabinete municipal, José Luis Gambetta, lo cual había sido solicitado por el bloque del Partido Obrero y que necesitó del voto negativo del presidente del cuerpo, Ricardo Villada, para desempatar.

Tras varias semanas de discusión, finalmente los concejales rechazaron convocar para interpelarlo al jefe de Gabinete municipal, José Luis Gambetta, lo cual había sido solicitado por el bloque del Partido Obrero y que necesitó del voto negativo del presidente del cuerpo, Ricardo Villada, para desempatar.

Ya desde la primera sesión del año, cuando el PO no consiguió que se discuta sobre tablas, se viene debatiendo sobre la necesidad de convocar a Gambetta al recinto.

El principal argumento para citarlo era la falta de respuestas, o contestaciones insuficientes, a pedidos de informes que hizo el Concejo a diferentes secretarios municipales, como por ejemplo sobre el impacto ambiental de las obras del "Paseo del Choripan", medidas tomadas por las denuncias de los vecinos a la empresa MetalNor, la cual carecería de habilitación y los controles a Cerámica del Norte.

El jefe de gabinete concurrió el lunes a la comisión de Legislación General, pero dicho encuentro no satisfizo al bloque del PO, que según palabras de Arturo Borelli, se trató de "una charla de café, sin registro escrito, por lo que todo lo prometido allí son palabras que se las lleva el viento".

Esto provocó la reacción de Frida Fonseca (PJ), que remarcó no permitiría que califiquen como "charla de café" una reunión de una comisión tan importante como Legislación y que ya se acordó un trabajo interactivo con Gambetta.

En tanto, su compañero de bancada, Gastón Galíndez, informó que el 82 % de los pedidos ya están respondidos y que el PO, "lo único que quiere es la interpelación, no le interesa otra cosa".

Por su parte Socorro Villamayor, la única por fuera del PO que votó a favor de la interpelación, señaló que "la mayoría de los pedidos que tienen respuestas son incompletas, vagas o imprecisas, por eso considero que hay necesidad de interpelación".

Además, intuyendo el voto de Villada, intentó convencerlo de votar a favor, apelando al compañerismo de bloque.

Justamente fue el presidente del Concejo, el que quedó a cargo de la definición, producto del empate de votos en 10, quien hizo una breve argumentación.

En ella pidió a los concejales ser útiles: "Traerlo a Gambetta para que le digamos que está todo mal no sirve, ya que no tenemos potestad para removerlo de su cargo. Para ser útiles en todo caso citemos al intendente Miguel Isa".

"Somos pares del intendente, a los secretarios debemos darle órdenes, traigamos al responsable político y tengan la valentía de iniciarle un juicio si es que no cumple con su deber", agregó.

Finalmente expresó “el que tenga certezas de irregularidades que vaya y las denuncie en las Justicia, no use de pretexto a un funcionario para plantear una discusión política en el recinto, discusión que se definirá en las urnas".

Tras la enérgica argumentación, Villada votó en contra de la interpelación, echando por tierra las pretensiones del Partido Obrero.

Coment� la nota