Le rechazaron 90 cheques al Frente para la Victoria

Al Frente para la Victoria-La Pampa, el partido de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, le rebotaron 90 cheques por 203.931 pesos, según puede leerse en la página web del Banco Central de la República Argentina. Esos documentos fueron emitidos entre el 11 de junio y el 4 de diciembre.
Uno de los damnificados le contó a este diario que recibió dos cheques de la sucursal Santa Rosa del Banco Nación con vencimientos en octubre y que él los entregó en forma de pago. Sin embargo, los destinatarios no pudieron cobrarlos y el hombre tuvo que cubrirlos. Y aunque insistió, hasta ayer no había podido recuperar varios miles de pesos.

Esos documentos aparecen firmados por la presidenta del Frente para la Victoria pampeano, Maribel Gómez, y el tesorero, Sergio Quintana. Diez de los cheques debieron ser cobrados durante las dos semanas previas a las elecciones legislativas del pasado 28 de junio. En esos comicios, la kirchnerista Gómez fue candidata a senadora en segundo lugar por detrás de Santiago Ferrigno, delegado del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) en la provincia.

De acuerdo al Banco Central de la República Argentina, 10 documentos fueron rechazados por falta de fondos en junio, 3 en julio, 17 en agosto, 30 en septiembre, 17 en octubre, 11 en noviembre y 2 en diciembre. El de monto más alto fue uno de 15.000 pesos, del 17 de septiembre, que intentó ser cobrado infructuosamente seis días más tarde. Justamente ese día fue cuando las autoridades del kircherismo de La Pampa más cheques emitieron. Fueron 20 por un total de 51.189,75 pesos.

No obstante, el Frente para la Victoria, luego de decenas de "rebotes", habría pagado una parte de la deuda, alrededor de 65.000 pesos, es decir el 32 por ciento de lo que debía.

Un antecedente.

Este caso hace recordar al de la diputada provincial Silvia Petitti, a quien le habían rechazado 122 cheques por 622.000 pesos. El juez piquense Rodolfo Rodríguez terminó homologando un acuerdo con los acreedores por la cuarta parte de ese monto, 160.000 pesos.

La legisladora radical, como consecuencia del escándalo que se conoció el año pasado, tuvo que irse del bloque del Frepam y terminó formando la bancada unipersonal Radical Independiente. Muchas voces la criticaron, y unas pocas la defendieron, como la del saliente diputado nacional, Daniel Kroneberger, quien planteó: "Vaya a saber cuántos están igual".

Comentá la nota