Rechazan pagar con reservas parte de la deuda pública

La oposición intentará dejar sin efecto la decisión del Gobierno nacional de pagar parte de la deuda pública con reservas del Banco Central.

Concentrados en ese plan, ayer los opositores pidieron a la Justicia dejar sin efecto ese decreto hasta tanto pueda ser tratado por el Congreso Nacional, mientras que hoy intentará aprobar un dictamen de rechazo de la decisión presidencial en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo.

Los diputados Federico Pinedo (Pro) y Patricia Bullrich, Juan Carlos Vega y Alfonso Prat Gay (Coalición Cívica) basaron su pedido judicial de dejar sin efecto el DNU hasta que sea o no ratificado por el Congreso en su supuesta inconstitucionalidad y en la presunta violación de la autonomía del Banco Central que implica.

La presentación se sumó a la que hizo el lunes el gobierno de San Luis ante la Corte Suprema de Justicia para que impugne el Dnu 2010/09 que dispuso el uso de 6.569 millones de dólares para el pago de deuda pública durante 2010 y a la que también ayer presentó ante el juez federal Rafael Rafecas el ex diputado Mario Cafiero.

Para Cafiero, la decisión presidencial es un "intento desesperado por demostrar voluntad de pago" de la deuda pública, que "elimina la responsabilidad" de las autoridades del Central por los efectos monetarios de la medida, ya que la entidad "podría seguir contrayendo deuda para adquirir dólares y pasárselos al Gobierno, configurando esto un emisionismo de deuda demencial que sólo puede acabar en un estallido hiperinflacionario".

Los ocho legisladores opositores miembros de la Comisión Bicameral, por su parte, intentarán unificar hoy varios proyectos de resolución, entre ellos uno del senador radical por Córdoba, Ramón Mestre, que apuntan a rechazar el decreto presidencial. Entre sus fundamentos comunes, está su carácter supuestamente inconstitucional y la "ausencia de urgencia como una omisión deliberada" porque los primeros vencimientos de deuda se producirán recién en agosto próximo.

La reunión de la Bicameral fue convocada para hoy a fin de elegir sus autoridades, incluido su presidente. Pero ante la inexistencia de un acuerdo entre el oficialismo y la oposición, es probable que no pueda designarse a un presidente, aunque cada una de las partes (el kirchnerismo también tiene ocho miembros) intentará aprobar su dictamen. Si sucede así será la reunión de Labor Parlamentaria la que defina cuál de los dos se trataría primero una vez que se reanuden las sesiones.

Comentá la nota