Rechazan la idea de que se suban la tasas

Objeciones contra el tributo del alumbrado.
Dirigentes vecinales y referentes de la Asociación de Usuarios y Consumidores de Tucumán plantearon ante el Concejo Deliberante de esta ciudad su indignación ante la posibilidad de que se produzca un aumento de la tasa de alumbrado público.

El grupo advirtió que la medida que estudia el cuerpo deliberativo es un atentado contra las economías domésticas de los ciudadanos y contra la actividad comercial, dada la delicada situación económica que se vive. Por esa razón exhortaron a los ediles a rechazar el proyecto presentado por el intendente, Osvaldo Morelli.

Los vecinos entregaron una nota al vicepresidente primero del Concejo, en ejercicio de la presidencia, Sergio Andina. La refrendaron, entre otros, el ex edil radical Raúl Albarracín, el secretario de Adeucot, Juan Paz y los dirigentes vecinales Roberto Canto, Carlos Molina, José Jiménez y Rubén Cerda.

Impuesto encubierto

En el escrito también cuestionaron la ordenanza 838, que regula la tasa del alumbrado público. "Es injusta, arbitraria y al pretenderse su modificación en el sentido expuesto por la intendencia agravará esta situación", consignaron.

"La normativa está viciada de ilegalidad -resaltaron-, puesto que no es justa, no respeta el principio de proporcionalidad, de adecuación entre servicio prestado y contraprestación, y carece de razonabilidad, garantía consagrada en la Constitución Nacional".

Los vecinos sostienen que lo recaudado por la municipalidad a través de la tasa de alumbrado público excede notoriamente el costo del servicio. En consecuencia, sostienen en su presentación que se encuentran frente a un verdadero impuesto encubierto, puesto que excede el objetivo de financiar la prestación del servicio.

Los dirigentes insistieron en que en el municipio hay desprolijidades administrativas y exigieron que se rinden cuentas.

Detonante de una crisis

La modificación de la ordenanza 838, a consideración de la comisión de Hacienda, generó una serie de conflictos internos en el Concejo y detonó la renuncia de su presidente, Carlos Villaluenga.

Aunque el renunciante dejó en claro que otras eran las causas de su dimisión, luego admitió que está en contra de la modalidad en que se pretende instrumentar el aumento de la tasa de alumbrado público. Trascendió que si la modificación se realiza tal cual fue planteada por el intendente, el aumento será de un 25%.

Comentá la nota