Fue rechazado un nuevo pedido de interpelación al Intendente Marcelo Coronel.

El bloque del Frente para la Victoria volvió a impedir que el Intendente Marcelo Coronel sea interpelado en el Concejo Deliberante.
El pedido había sido realizado por el Bloque Peronista, el cuál le pide en su proyecto de decreto, que el jefe comunal se presente a dar detalles sobre su política de seguridad, la cuál hizo eclosión dos semanas antes con la muerte del docente Hernán Bernal.Durante la sesión se percibía un ambiente tenso y eso se vislumbró cuando el presidente del cuerpo Juan Pablo Anghileri tuvo que pedir un cuarto intermedia para evitar desbordes por parte de los presentes en las gradas del entrepiso.

También fueron llamativas dos ausencias en la sesión: la primera la que corresponde a María Jesús Amado, la cuál mantuvo un fuerte distanciamiento con Coronel antes de presentar la lista de candidatos. La segunda corresponde a Carmelo Maslowski, a quién nuevamente se lo volvió a vincular con el oficialismo y un posible acuerdo para después que termine su mandato el 10 de diciembre.

El relator del proyecto de decreto fue el Concejal del Bloque Peronista Edgar Pérez, quien durante la lectura de los considerandos señalaba que «el homicidio del docente Hernán Bernal, sumado a otros hechos delictivos, ocurridos en las últimas semanas, han puesto en pánico a la población. Que el señor Intendente Municipal, Licenciado Jorge Marcelo Coronel y primer responsable de esta crisis, no ha estado a la altura de las circunstancias, guardando «brutal» silencio ante toda una población que le reclama acciones. Que de los hechos ut supra mencionados resulta indudable la responsabilidad política del Intendente Municipal y de la Secretaria de Seguridad, dado que nos encontramos ante una severa crisis en esta materia, obligándonos a tomar intervención a fin de determinar responsabilidades».

El decreto, en su 1º artículo, indicaba que «Este Honorable Cuerpo cita al Señor Intendente Municipal Don Jorge Marcelo Coronel en su carácter de titular unipersonal del Departamento Ejecutivo a presentarse ante el Honorable Concejo Deliberante, bajo los términos del art. 108 inc. 7º de la Ley Orgánica de las Municipalidades a efectos de dar respuesta en legal forma respecto a las medidas adoptadas en virtud de los hechos delictivos ocurridos en nuestro distrito, así como las gestiones y acciones llevadas a cabo como único responsable político de la seguridad de nuestra ciudad». Posteriormente el Concejal Pérez pidió la aprobación del expediente.

Cabe señalar que el artículo 108, en su inciso 7 de la Ley Orgánica de las Municipalidades señala que constituyen atribuciones y deberes en general del Departamento Ejecutivo «Concurrir personalmente, o por intermedio del secretario o secretarios de la intendencia, a las Sesiones del Concejo cuando lo juzgue oportuno, o sea llamado por Decreto del Cuerpo, con una antelación de cinco (5) días para suministrar informes.

El Intendente podrá tomar parte en los debates, pero no votar. La falta de concurrencia del Intendente ó Secretarios cuando haya sido requerida su presencia por Decreto, o la negativa de ellos a suministrar la información solicitada por dicho Cuerpo, será considerada falta grave». Coloquialmente se denomina a este hecho como la interpelación del Intendente.

«Estamos todos consternados por esta muerte» manifestaba la edil oficialista Susana Ayús «y todos pedimos el esclarecimiento del hecho, pero debemos entender que el mismo está en plena etapa de investigación y es un tema judicial. Nosotros vamos a acompañar con todo lo que tenga que ver con el apoyo a la familia pero no vamos a aprobar una interpelación al Intendente porque no es lo que corresponde; lo que corresponde es dejar que la justicia actúe como lo está haciendo, por este motivo rechazamos este proyecto». Y remató «a 15 días de las elecciones hay sectores que pretenden sacar un rédito político» con la muerte de Bernal.

El Concejal Gonzalo Graña, ahora integrante del Bloque Peronista refería que el Intendente debería brindar por lo menos una conferencia de prensa para clarificar los distintos hechos delictivos y que «debe dar la ante la familia y la sociedad».

Las palabras más duras salieron de la boca de Sergio Maffía al señalar que «el bloque oficialista es cómplice al no permitir que el Intendente venga al recinto a dar explicaciones» y que trabaron proyectos que apuntaban a mejorar la seguridad del distrito «como las sanciones a los padres de los menores que estén alcoholizados y la conformación de los foros de seguridad» ya que «se necesita prevención». Además refirió que «la Secretaria de Seguridad (Marta Baldó) debería renunciar» y «el responsable es el Intendente que la nombró Secretaria», para posteriormente, y ante el asombro de muchos, amenazó con que «se están buscando el escrache a sus casas; de tan orgánicos terminan siendo cómplices».

La respuesta estuvo en boca del oficialista Néstor Ureta quien señaló que, entre otros conceptos vinculados al accionar de la oposición legislativa, «cada vez que pasa algo así, se pide la destitución del Intendente, eso es ser golpista» lo que motivó una fuerte reacción de los vecinos que observaban la sesión, divididos en partes iguales entre aquellos que defendían al ejecutivo municipal y aquellos que propiciaban la interpelación, botón de muestra de la cercanía de la contienda electoral del 28 de junio. Allí fue cuando el presidente del cuerpo, Juan Pablo Anghileri llamó a un cuarto intermedio hasta que los ánimos se calmaran, algo que no se logró con poco esfuerzo.

«Nosotros no queremos que renuncie el Intendente, ni que se vaya el Intendente, el Intendente debe terminar su mandato como corresponde pero sí queremos hacer uso de las atribuciones que tenemos y como marca la Ley Organiza de las Municipalidades que el Intendente concurra al recinto a dar explicaciones; eso no quiere decir que somos golpistas, simplemente queremos escucharlo» refería la Concejal Griselda Saisi del Bloque Peronista, posición apuntalada posteriormente por Gonzalo Graña.

Oportunidad que aprovechó Susana Ayús para recordar que en el acto de inicio de las sesiones ordinarias, el pasado 1º de abril, los concejales enrolados en la oposición se retiraron de la sala de sesiones antes de que el Intendente brindara su discurso inaugural, por lo cual, señaló, cuando tuvieron la posibilidad de escucharlo, optaron por no hacerlo.

Antes de la votación se produjo otro contrapunto, pero en éste caso los protagonistas fueron los concejales Carlos Demaría y Sergio Maffía. Este último denunció que el referente de Pro «se lavaba las manos, como Poncio Pilatos». Demaría contraatacó señalando, en tono irónico, que «el día de la marcha (por el lunes 8) un docente dijo que no quería a la gente de Maffía en la marcha, la verdad es que no se por qué»

Haciendo uso de sus atribuciones, el presidente del Concejo, Juan Pablo Anghileri, manifestó que «Hernán (por Bernal) era un excelente docente y un muy buen compañero de trabajo». Anghileri también se desempeña como profesor en uno de los establecimientos donde trabajaba Bernal, en este caso en la Escuela Técnica Javier Tapié. Además refirió que «el Intendente está haciendo todos los esfuerzos necesarios» para que este hecho se resuelva y que no correspondía la interpelación al Intendente.

A continuación se procedió a votar, siendo seis los votos a favor de la aprobación del proyecto de citar al Intendente al recinto a brindar explicaciones (Maffía, Saisi, Pérez, Henden, Graña y Scoponi), una abstención (Demaría) y siete votos en contra (Anghileri, Ayús, Abril, Del Carre, Ureta, Ferrari y Ramírez).

Cabe destacar que fue aprobado un proyecto de comunicación, motorizado por el oficialismo, dirigido a la Unidad Fiscal de Instrucción Nº 14 del Departamento Judicial de Mercedes, descentralizada en Luján y a cargo del Dr. Leandro Marquiegui, donde se solicita que «con carácter urgente arbitre los medios necesarios para intensificar y garantizar el pronto esclarecimiento del crimen».

Fue aprobado de manera unánime por todos los ediles presentes.

Comentá la nota