El 53% rechaza la renuncia de Michetti.

La ahora ex vicejefa de Gobierno porteña, Gabriela Michetti, renunció a su cargo para diferenciarse de las llamadas "candidaturas testimoniales". Sin embargo, no logró disipar las críticas de la oposición, que la acusó de faltar sistemáticamente a las sesiones y de haber dejado "acéfala" la Legislatura. Una encuesta encargada por PERFIL registra una caída en su imagen pública. Angustiada, Michetti se recluyó en su casa y evitó dar notas a la prensa. Lo hizo por recomendación de los estrategas de PRO, que analizaron que Michetti no estaba saliendo bien posicionada de las entrevistas.
Una encuesta exclusiva de PERFIL recogió que el 53,4 por ciento de los porteños no está de acuerdo con el hecho de que la ex vicejefa de Gobierno de la Ciudad, Gabriela Michetti, haya renunciado a su cargo para ser candidata a diputada nacional.

El sondeo, que fue encargado por este diario a la consultora Management & Fit, arrojó como resultado, además, que la intención de voto de la ex vicejefa descendió de 26,4 por ciento el 16 de marzo, a 24,6 el 22 de abril, dos días después de que la ahora ex vicejefa hiciera pública su abdicación al cargo.

Sin embargo, el mismo estudio reveló que el 40 por ciento de los porteños aún califica como "buena" la imagen de la dirigente y el 12,4, la señala como "muy buena", resultados que la instalan por encima de Aníbal Ibarra, que tiene un 24,9 por ciento de imagen "buena", y un 5,1 de percepción "muy buena", y hasta del propio Mauricio Macri, quien tiene 35,4 de imagen "buena" y 7,8 de imagen "muy buena".

Michetti hizo pública su renuncia el lunes último, en una conferencia de prensa que tuvo lugar en Bolívar 1, acuciada por la necesidad de diferenciarse de las llamadas "candidaturas testimoniales" que impulsa el kirchnerismo, y que llevaría al gobernador bonaerense Daniel Scioli a postularse para luego no asumir y seguir siendo gobernador.

"Tomé la decisión de ir al Congreso para buscar las soluciones para la Ciudad. Por eso hoy voy a renunciar a la vicejefatura de Gobierno. Acá es todo limpio", subrayó Michetti al dar a conocer su renuncia.

"Pese a que obtuvimos buenos resultados en la gestión, hay cosas que no pudimos mejorar por una razón: no pudimos trabajar de manera virtuosa con el Gobierno nacional", fundamentó su renuncia Michetti.

Alejada de sus funciones, Michetti emprendió una verdadera "gira" por los medios –dio entrevistas a radios, diarios y programas de televisión–, de la cual no habría salido muy bien posicionada ante la opinión pública por no haber logrado ser convincente en sus argumentaciones. Por este motivo, los estrategas de PRO le recomendaron que no diera más notas. Así, Michetti canceló todas las entrevistas que tenía pendientes –una de ellas, con este diario– y se recluyó en su casa del barrio Montserrat.

"La vimos demasiado expuesta, reiterándose en los conceptos...", explicó el legislador porteño Martín Borrelli. Y amplió: "Si Gabriela (Michetti) seguía dando notas, corríamos el riesgo de que la polémica que desató su renuncia se extendiera durante varios días, por eso salimos nosotros a parar las repercusiones".

En la sesión del miércoles último, en la Legislatura, la ex vicejefa fue blanco de muchas críticas por parte de la oposición, que puso énfasis en sus repetidas ausencias, y en el hecho de que con su renuncia "dejó acéfala" la Legislatura. Tantas fueron las críticas, que –según confió un legislador de PRO a PERFIL– Michetti habría llamado a sus legisladores para que se levantaran y no dieran quórum.

"Está claro que nosotros no queríamos que Gabriela fuese candidata a diputada nacional, queríamos, en todo caso, que fuese candidata a legisladora por la Ciudad, pero si no se postulaba, iban a salir todos a decir que no tenía pasta, que sólo podía jugar en segunda...", afirmó Borrelli. Y soltó: "A veces las reglas te las ponen otros".

Comentá la nota