La recesión económica se empieza a sentir en Zárate Bajó un 25% la actividad de los taxistas y los insumos aumentaron un 100%

Así lo confirmaron en la parada Alquitrans. Hablaron de la merma en los viajes, sobre todo de larga distancia y de la desmedida suba en el mantenimiento de los autos. Además, piden reglas para todos.
La recesión económica mundial, empieza a sentirse en nuestra ciudad. Las ventas caen y los servicios dejan de ser requeridos como antes. Ese es el caso de los taxistas, al menos, de los de Mitre casi Justa Lima, que ven como bajaron los pedidos en el último año, y como los insumos se les fueron al cien por ciento.

Insumos por las nubes

Martín Antonio Romero es taxista desde hace mucho tiempo, y comentó que "hace un año, la bajada de bandera estaba en $2,80 y 0,15ctv los 100 metros. Hoy está $3,60 y 0,18 los 100 metros" y el aumento tiene que ver directamente con otros precios que subieron: "En el último año nos aumentó el cien por cien los insumos, la nafta, gasoil, las cubiertas, todo lo que es el mantenimiento, la mano de obra del mecánico". Además, Romero señaló que "el actual precio no nos alcanza para cubrir los costos, no cierran bien los números. Tenemos que estar siempre pidiendo fiado, que te aguanten hasta volver a trabajar con el auto para reponerles lo que uno queda debiendo, decí que todavía hay gente gaucha que te aguanta, porque estamos viviendo al día".

Baja en la actividad

Mientras la recesión comienza a sentirse en la ciudad, Romero graficó con sus cifras esta realidad. "El año pasado éramos 4 autos nada más y hacíamos un promedio de 25 viajes cada uno, por día. Hoy, volvieron algunos muchachos y somos 8 autos, y estamos haciendo un promedio de 10 viajes diarios". Sin hilar demasiado fino, cualquiera se puede dar cuenta que el cálculo indica que bajó un 25% la actividad. "Se nota en la cantidad de pedidos telefónicos que recibimos, que cayó un poco la actividad" reconoció Romero.

Todo en regla

Uno de sus compañeros, Humberto Gómez, explicó que "cuando tenemos que cobrar el viaje, la gente grande entiende lo que vivimos nosotros y en el país, esa gente entiende. Después hay otra que no, que nos dicen que es cara la bajada de bandera. Nosotros estamos con todos los impuestos al día, por suerte uno puede pagar, a veces no alcanza, pero uno tiene que ir juntando monedita y prohibiéndose de cosas que podría hacer para estar al día". Sin dudas, un tiro por elevación para aquellos que deben controlar a los remises y taxis que no cuentan con sus papeles al día. "Yo no digo que otra gente no trabaje, porque todos tenemos derecho, pero que paguen sus impuestos como corresponde, que identifiquen el auto en que agencia está" comentó y volviendo al tema de las tarifas, dijo que "el reloj está, no miente y uno trabaja con eso, así lo exige la comuna, hay gente que está conforme y otra gente que dice que es una barbaridad la tarifa, pero yo tengo que pagar los impuestos".

Comentá la nota