Se receptaron 1.863 kilos de residuos electrónicos

Se receptaron 1.863 kilos de residuos electrónicos

Los dejó la ciudadanía en contenedores. Algunos de los desechos sirven para armar nuevos equipos

En el primer trimestre de este año se receptaron 1.863 kilos de residuos electrónicos en los contenedores que hay en la ciudad.

Así lo revela la información oficial suministrada por la Municipalidad de Villa María.

En enero, febrero y marzo se dejaron en los contenedores 97,5 kilos de pequeños electrodomésticos, 230 kilos de CPU, 399 kilos de impresoras, 220 kilos de periféricos, 518 kilos de televisores, 345 kilos de monitores y 52 kilos de cartuchos.

Quizás el más visible de los depósitos es el que se encuentra instalado frente al Palacio Municipal, sobre calle Antonio Sobral.

Una empresa se encargada de retirar el material y analizar el estado en que se encuentra cada residuo. De esa forma se define cuáles componentes pueden volver a ser usados.

Lo que está en condiciones de reutilizarse deriva en nuevos equipos. Para lo que no, se implementan tratamientos que  tienen en cuenta parámetros ambientales con el fin de reducir el impacto ecológico.

Como contracara, lo preocupante es que continúan los basurales o microbasurales a cielo abierto en los que empresas y ciudadanos arrojan todo tipo de desechos, entre ellos los electrónicos.

Se ve en pequeños focos en la costa del río y en el basural de barrio Felipe Botta, al lado de la laguna de retardo.

Deporte vs. adicción: Por la vida

El viernes próximo a partir de las 10, la Casa Esperanza  de la Asociación Nazareth de Villa María realizará un encuentro participativo de los jóvenes asistidos que concurren semanalmente a las prácticas de tenis en el Club Prado Español.

Luis Vesce, profesional de la entidad, explicó que “se toma al deporte y a la práctica de actividad física como herramienta fundamental en la prevención de conductas adictivas, formando, educando, conteniendo, respetando, divirtiendo, compartiendo e incorporando hábitos saludables y permanentes en nuestra vida”.

“Se evita así el deterioro y la pérdida de salud psicológica, física y mental de las personas que lo padecen y de todo su entorno familiar, llevando en muchos casos a suicidios, pérdida de la libertad y muerte”, señaló e invitó a las instituciones deportivas a adherir los encuentros “a favor de la vida”.

Coment� la nota