La recaudación superó en $330 millones lo presupuestado por recursos propios para 2008

La recaudación impositiva de la provincia de Santa Fe en el mes de diciembre ascendió a $258,96 millones, alcanzando un acumulado anual de $ 3.276,5 millones y superando de esta manera en $ 330 millones la proyección establecida en el Presupuesto 2008. Teresa Beren, subsecretaria de Ingresos Públicos, brinda detalles.
El cálculo presupuestario había proyectado para 2008 una recaudación por recursos tributarios propios de $ 2.946 millones, que fue superada en un 11 por ciento. El impuesto a los Ingresos Brutos representó un 70 por ciento de la recaudación.

"En 2008 la recaudación por Ingresos Brutos creció un 35,64% respecto de 2007, alcanzando los $ 2.263,2 millones y superando así el desempeño del IVA a nivel nacional y el de similar tributo en provincias argentinas que no han modificado su estructura tributaria", señaló la subsecretaria de Ingresos Públicos, Teresa Beren.

"El mes de diciembre reflejó un incremento de este impuesto respecto del mes anterior de 2,07% y de un 21,78% respecto de diciembre 2007. Ambos indicadores marcan el impacto del desarrollo de la crisis mundial", aseguró la funcionaria. "Son crecimientos, pero más bajos que los que veníamos teniendo, reflejan un amesetamiento de la economía nacional. Pero aún así estamos mejor que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o la provincia de Buenos Aires, donde Ingresos Brutos sufrió directamente una caída", indicó Beren.

En este caso, el incremento no se debe a la actividad económica, sino a la gestión de cobro, dijo la funcionaria. "Hoy la provincia lidera las tasas de crecimiento recaudatorio y ha superado las metas presupuestarias" a través de "una nueva relación Estado - ciudadano, eliminando trámites inútiles y traslados innecesarios de nuestros contribuyentes; mayor control a los grandes contribuyentes; profesionalización de los trabajadores y renovación tecnológica para efectivizar estos cambios", explicó.

"La nueva administración tributaria y territorial ha permitido concentrar la recaudación del ingresos brutos en 6.500 contribuyentes sobre un padrón de 650.000, o sea que hemos concentrado la presión fiscal en menos del 1% del total", destacó Beren.

En el caso de tributos territoriales se han incorporado al catastro provincia 2.370.000 metros cuadrados, con una valuación fiscal de $ 650 millones, a partir de una importante fiscalización conjunta con municipios y comunas en zonas portuarias y barrios cerrados, entre otros.

Ahora la administración provincial "encara una nueva etapa con el relevamiento fiscal y territorial de su principal riqueza, el comercio internacional", señaló Beren.

Durante 2008 el impuesto de sellos aportó $ 433,9 millones, un 19,32 % más que en 2007; el impuesto a la patente automotor $ 289,8 millones, un 27,26 % por encima del año anterior; y el impuesto inmobiliario aportó $ 266,9 millones, un 9,30% más.

Comentá la nota