Recaudación provincial ronda suba del 30% (alerta por coparticipación)

Una de cal y otra de arena para las finanzas provinciales. Por un lado, la recaudación propia viene de acuerdo a lo presupuestado. "Tiene un crecimiento cercano al 30 por ciento porque impacta el incremento del Impuesto a Ingresos Brutos aprobado en agosto pasado (se comparan meses sin aumento con períodos que incluyen las mayores alícuotas). No obstante, está dentro de lo presupuestado", afirmó el ministro de Finanzas, Angel Mario Elettore ante la consulta realizada por LA MAÑANA, aunque no adelantó los montos. No obstante, aclaró que se tuvo en cuenta un alza más alta para los primeros meses y menor para los últimos.
El Impuesto a Ingresos Brutos viene con un buen comportamiento y también el Impuesto Inmobiliario que estuvo encima de lo ingresado en 2008. En ese sentido, Policía Fiscal está haciendo un relevamiento sobre las parcelas con deuda, lo cual permite una buena performance. Asimismo, la cartera económica está trabajando fuerte en el Impuesto Automotor, el cual vence en los próximos días.

La contracara es el comportamiento de los giros de la Nación. Si bien están ingresando los montos en concepto del Fondo Federal Solidario (FFS) -coparticipación de la soja-, "la recaudación nacional está un 10 por ciento por debajo de lo presupuestado, tenía que crecer un 15 por ciento y en abril, incluyendo el fondo de la soja, lo hizo el cinco por ciento", señaló el funcionario. De acuerdo a las estimaciones, la Provincia recibiría 480 millones de pesos en el año en concepto del FFS, pero en abril sólo ingresaron 34 millones de pesos, una cifra por debajo de lo proyectado.

Al respecto, añadió que "teníamos una estimación, similar a la del Ministerio de Economía de la Nación, que al final de 2009 la coparticipación no iba a crecer en función de lo efectivamente presupuestado e iba a estar cinco por ciento por debajo, pero abril nos pone en alerta porque bajó más de un cinco por ciento". Lógicamente, si la recaudación no está en el nivel proyectado, las autoridades tendrán que recortar gastos o realizar ajustes.

En cuanto al cierre del primer trimestre del año, Elettore dijo que hubo superávit, pero aclaró que prefiere hablar de "equilibrio fiscal" porque la crisis del campo impactó fuerte en las finanzas.

Comentá la nota