La recaudación provincial, en caída libre

Neuquén percibió en julio casi cuatro millones de pesos menos que en igual mes del año pasado. El gobernador Sapag estudia una reforma impositiva. Respecto de lo establecido en el proyecto de Ley de Presupuesto para este período, ingresaron $18 millones por debajo de lo estimado.
La recaudación provincial de impuestos en la provincia de Neuquén evidenció una fuerte caída en el mes pasado, no sólo porque terminó por debajo de lo que estaba previsto en el proyecto de Ley de Presupuesto 2009 (- $18 millones), sino porque también resultó casi cuatro millones de pesos inferior a lo percibido en el mismo mes del año pasado.

La causa de la baja con relación a este último índice, según consigna la información que posee la Subsecretaría de Ingresos Públicos de la provincia, está dada fundamentalmente en la disminución de lo que el gobierno de Jorge Sapag recibió por el cobro del impuesto de sellos.

Por su parte, en lo que va del año, tanto en comparación con los primeros siete meses de 2008 como con lo estimado para el presente ejercicio, también se evidencia una caída de la recaudación como consecuencia de la disminución del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, producto del bajo nivel de actividad registrado tanto en el plano nacional como provincial, especialmente en el sector hidrocarburífero.

Estos números son una de las razones por las que el gobernador neuquino planea una reforma impositiva para revertir las variables negativas.

La iniciativa se pensaba implementar a comienzos de este año, pero se frenó por la crisis económica mundial que impactó en el país y en la provincia. Sin embargo, y según palabras del propio Sapag la semana pasada, lo que "no se frenó fue el trabajo sobre el tema".

En su momento, se pensó en un mayor control sobre las valuaciones inmobiliarias rurales y urbanas, y la aplicación del impuesto sobre los ingresos brutos para actividades que hoy están exentas, como la construcción y los profesionales independientes que trabajan de manera asociada.

Incluso, la Subsecretaría de Ingresos Públicos ya había hecho un estimado de lo que iba a recaudar este año a partir de la instrumentación de estas medidas.

Ahora, habrá que ver el alcance de la reforma y si ésta logra el cometido de aumentar los recursos en base a una mejor recaudación.

Los números

La recaudación provincial alcanzó en julio, en concepto del impuestos sobre los ingresos brutos, sellos e inmobiliario, algo más de de $77 millones, resultando, como ya se dijo, inferior en casi 4 millones de pesos respecto de igual mes del año pasado.

En lo que va del año muestra una pequeña disminución si se lo compara con los primeros siete meses de 2008 y una notable caída si se toma en cuenta lo que el Ministerio de Hacienda había previsto en el proyecto de Ley de Presupuesto 2009 que será reformulado para su tratamiento en la Legislatura. Son más de 90 millones de pesos los que la provincia pensaba recaudar en el acumulado de este año y que hoy no figuran en sus arcas.

Leve suba de los ingresos totales

Neuquén > En julio, los ingresos totales percibidos por la provincia en concepto de ingresos tributarios provinciales, recursos de origen nacional, Regalías y Canon Extraordinario de producción (consecuencia de la renegociación de los contratos petroleros), ascendieron a 350 millones de pesos, resultando superiores en más de $30 millones con relación a julio de 2008.

Todo esto es producto, en gran parte, de los recursos que surgen del canon que se empezó a cobrar este año, dado que de lo contrario la diferencia positiva ascendería a menos de la mitad de esos 30 millones. Y otro dato a destacar es que en este mes se incorporaron ingresos por regalías petrolíferas y gasíferas por un total de $15 millones correspondientes a acuerdos transaccionales con empresas del sector hidrocarburífero que debieron figurar en los recursos de junio.

La suba de los ingresos también registró un incremento con relación a las estimaciones previstas en el proyecto de ley de Presupuesto para julio (unos 15 millones de pesos más).

En cuanto a los tributos de origen nacional (Coparticipación y Regímenes Especiales), en julio se registron 4 millones de pesos por encima de igual mes del año pasado pero 8 millones por debajo de lo presupuestado.

Desde la Subsecretaría de Ingresos Públicos se explicó que los menores ingresos verificados en los recursos tributarios de origen nacional, en relación a las estimaciones, obedecen al menor ritmo de crecimiento observado en la recaudación de impuestos nacionales coparticipables sobre los que Nación realizó su presupuesto y a partir de los cuales la provincia hizo sus proyecciones.

Estas bajas fueron compensadas por los fondos del Canon Extraordinario y las Regalías, que arrojaron en conjunto unos 40 millones de pesos por encima de lo estimado en el proyecto de presupuesto.

Comentá la nota