La recaudación en picada por el parate obligado de la Gripe A

En la Capital se siente la caída en los ingresos. Ya aplican restricciones para pasar esta crisis.
La epidemia de la Gripe A, que obligó a suspender prácticamente todo el aparato administrativo provincial y también municipal como medida de preservación sanitaria, ya comenzó a mostrar consecuencias preocupantes para la economía. Es que un receso de un mes se traduce inevitable en una drástica caída en la recaudación.

"Lamentablemente, esta pandemia está causando una pandemia económica, porque está ocasionando dificultades a todo el mundo, a los comerciantes, al gobierno, a todos", sinceró el secretario de Hacienda de la Municipalidad de la Capital, Daniel Castillo, en declaraciones a Radio Ancasti.

Según detalló, los meses de junio, julio y agosto suelen ser -dentro de las finanzas anuales- los de mayor incremento de la actividad económica, con la consecuente mejora en la recaudación. Pero este año, gripe mediante, el panorama será totalmente distinto. En condiciones normales, "esta mejora posibilita una suba de la recaudación que siempre se prevé en el presupuesto. Ahora no la vamos a tener, lo que nos ocasionará serios problemas financieros", pronosticó el funcionario capitalino.

Según los comerciantes, la caída de la actividad tanto mayorista como minorista supera el 50 %. A eso se suman las restricciones en la atención a los contribuyentes por parte de las oficinas de Rentas Municipal, que cerró sus puertas en horario vespertino y postergó algunos vencimientos. Indefectiblemente, estos factores incidirán en la recaudación tanto de la Provincia como de los municipios y pintan un panorama sombrío para los próximos meses, en medio de un año que no dio respiro en términos económicos.

"No tenemos una estimación certera sobre el progreso de la recaudación, porque estamos asumiendo el día a día, y es preocupante lo que está sucediendo. Yo creo que va a superar cualquier previsión", se lamentó Castillo.

Restricciones

"Este trimestre va a ser muy duro, va a haber serias dificultades, incluso para mantener los gastos fijos del municipio", admitió, asegurando que el Poder Ejecutivo Municipal priorizó gastos y servicios básicos para la población, y postergó aquellos de segundo orden. "Se ha parado todo lo que se puede parar, pero hay cosas que no se pueden obviar. Se los plantea como gastos fijos y se ve la forma de seguir", concluyó.

Comentá la nota