La recaudación se desaceleró por bajas en IVA y retenciones

Computaron $ 930 millones de las ex AFJP que evitaron un peor resultado.
Los traspasos de los aportes de los ex afiliados de las AFJP salvaron la recaudación de diciembre, golpeada por la baja del IVA y el derrumbe de las retenciones a las exportaciones. Ayer se difundieron los datos de la AFIP, que confirman lo anticipado por la presidenta Cristina Kirchner el martes: la recaudación creció 20,5% en diciembre respecto del mismo mes del año anterior, hasta llegar a 23.641 millones de pesos. Y durante todo 2008 la suba fue del 34,8%, con ingresos por 269.375 millones de pesos.

Lo que faltaba conocer era cuáles fueron los pilares del aumento de diciembre. Ayer, en una conferencia de prensa en el Ministerio de Economía, el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, y el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, destacaron "el efecto positivo que la reforma del sistema de seguridad social tuvo sobre la recaudación". El 9 de diciembre se puso fin a las AFJP y esto supuso una transferencia de 930 millones de pesos hacia la AFIP. Este monto resultó crucial para lograr la suba del 20,5% y así "repuntar la caída" en relación a noviembre, según palabras de la Presidenta.

Aquel mes, la recaudación tuvo un alza del 17,6%, la menor del año. Ayer Echegaray precisó que estos 930 millones equivalen al 3,63% de la recaudación bruta. Sin el aporte del dinero que estaba en manos de las AFJPs, los números de diciembre hubieran sido muy similares a los del mes previo.

El otro dato significativo del mes fue que el IVA creció solo 4,1% en relación a diciembre de 2007 pero bajó 2,11% respecto de noviembre. Fue el peor desempeño del impuesto al consumo desde que comenzó la recuperación económica en 2003. Y refleja en forma directa la menor actividad y la baja de las ventas. Además, preocupa especialmente porque tradicionalmente las ventas de diciembre superan a las de noviembre a raíz de las Fiestas.

La explicación oficial es que la "desaceleración" del IVA se debe al crecimiento de las devoluciones a los exportadores, que de un año a otro pasaron de 145 a 505 millones de pesos. Pero esa diferencia no alcanza a explicar el bajo crecimiento. A lo largo del año, el IVA subió 28%, un número consistente con la evolución de la inflación real (en torno al 20%) y el crecimiento de la economía (estimado en 7,5%).

El otro elemento que complicó las cuentas fiscales fue la baja de las exportaciones y la merma de los precios internacionales, que redujeron un 15% el aporte de las retenciones en relación a un año atrás. Aún con los malos resultados de los dos últimos meses del año, los derechos de exportación aumentaron 76,3% en 2008 y con 36.055 millones son responsables del 13,3% de la recaudación.

Pezoa resaltó que los ingresos crecieron pese a "los pronósticos catastróficos" y a la crisis internacional. Remarcó que esto fue posible gracias a la actividad económica y se mostró confiado en "mantener este nivel óptimo que estamos teniendo". Echegaray fue más cauto y sostuvo que la meta fijada en el presupuesto de este año -una suba del 20%- "es razonable y pondremos todo el esfuerzo para que efectivamente se logre".

Comentá la nota