La recaudación crece más del 10% este mes

La recaudación tributaria superará este mes, aunque con suavidad, el crecimiento de un dígito interanual registrado en los últimos meses.
Fuentes oficiales indicaron ayer a LA NACION que los datos preliminares reflejan un incremento superior al 10% en los ingresos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) respecto de noviembre del año pasado.

En el penúltimo mes de 2008, la recaudación fue de $ 21.649,5 millones, con un alza del 17,6% respecto de noviembre del año anterior. Ahora, el resultado rondaría los 24.000 millones de pesos.

Las buenas noticias no alcanzarían de todos modos al sector del comercio exterior, donde se registrarían caídas en los derechos de exportación, que hace un año sumaron $ 2201 millones.

La base de comparación interanual favorece al organismo fiscal este mes, a diferencia de diciembre, que para las arcas de la AFIP fue "un buen mes" en 2008, con $ 23.641,6 millones.

En suma, la AFIP llegará con lo justo para cumplir con la meta anual de $ 304.000 millones fijada en el presupuesto nacional. Para 2010 se proyecta un aumento del 15,9%, equivalente a una suma en torno de los $ 354.000 millones, que el organismo fiscal observa con respeto.

Pese a la caída en la actividad económica registrada este año, la AFIP sufrió un nivel de mora de apenas 3 por ciento, según los datos oficiales.

Facilidades en estudio

Y aunque el organismo fiscal multiplicó las fiscalizaciones luego del cierre del controvertido régimen de moratoria y blanqueo de capitales, a fines de agosto pasado, existe cierta paciencia en torno de las deudas impositivas de 2008.

Esta actitud se relaciona con el pedido efectuado por entidades empresariales cercanas al Gobierno ante varios ministros -entre ellos, los de Trabajo, Carlos Tomada, y de Industria, Débora Giorgi- para que también haya cierta consideración en relación con los pasivos del año pasado, que no se incluyeron en ese esquema de facilidades. Las entidades que reúnen a los contadores replicaron la solicitud, "y aunque hubo buena recepción, hasta ahora no se produjo una definición oficial", comentaron directivos del sector con cierto nerviosismo.

A la espera de una definición política, en la AFIP han optado por ahora por enviar intimaciones a los contribuyentes en falta por este período, pero sin comenzar los juicios. En febrero, si no hay cambios, empezarían las demandas.

Comentá la nota