Recaudación controló comercios de Alem y Güemes.

Se reveló más de 80 carteles, marquesinas y otros tipos de publicidad exhibidas por los comercios, detectando irregularidades en el 60% de los casos.

La Agencia de Recaudación Municipal, junto a con personal de Fiscalización Externa, realizó operativos de control el viernes y sábado a la noche. Uno de ellos fue de bares y restaurantes de las calles Alem, Bernardo de Irigoyen, Güemes y Olavarría.

Allí se instalaron puntos fijos para controlar las ventas durante esos días y en total se inspeccionaron más de veinte comercios.

"Lo más importante es que trabajamos a la noche en esas calles con el área Publicidad y Propaganda, y relevamos mas de 80 carteles, marquesinas y otros tipos de publicidad exhibidas por los comercios, detectando irregularidades en el 60% de los casos", expresó el director general de la ARM, Gabriel Ballarino.

Según el informe municipal, en la oportunidad "se les dejó un requerimiento para que en el transcurso de la semana regularicen las observaciones que formulamos (falta de declaración y/o metros declarados en menos) y paguen los derechos de publicidad y uso del espacio publico en su caso".

Recordó Ballarino que "los comerciantes deben saber que es obligatorio declarar sus carteles, marquesinas y propagandas, y deben abonar los derechos respectivos. Si en los relevamientos que estamos efectuando detectamos comercios que no declaran su cartelería y no cumplen con la intimación, le enviamos una liquidación de oficio por los derechos impagos, pero además aplicamos severas multas, conforme nuestra ordenanza fiscal".

De acuerdo a los relevamientos municipales realizados, cada ves son más numerosos los comercios que poseen carteles no declarados, lo cual, se informó, será penalizado como correspondes.

"Queremos terminar con esta vía de informalismo respecto de las publicidades de los comercios. Los locales comerciales habilitados deben declararlos y pagar los derechos como ordena la ley", indicó el funcionario.

Recordó además que existen carteles colocados en los locales comerciales que poseen nuevas tecnologías de displays y luces o leds que permiten que un comercio transmita no sólo propaganda de su marca, si no de otras de cualquier ramo.

"Realizamos estos operativos de noche, ya que es el momento donde podemos ver la cantidad de marcas que se exhiben mediante estos carteles. Creo que debemos cobrar los derechos de publicidad por cada marca exhibida y no sólo por el cartel luminoso", afirmó Ballarino.

Es sabido que el comerciante realiza contratos de publicidad con las marcas, "y ello revela que es mayor su capacidad contributiva, además de que produce una contaminación visual mayor", dijo.

"Esto, afirmó Ballarino, "es una cuestión novedosa y que vamos a agregar a la ordenanza fiscal porque entiendo deben pagar derechos de publicidad y propaganda en una proporción mayor a la de los demás comerciantes".

Comentá la nota