La recaudación cayó por tercer mes consecutivo en Neuquén

En marzo, la provincia percibió por impuestos $13 millones menos que lo previsto en el Presupuesto 2009. La Coparticipación Federal también bajó.
Los efectos de la crisis y la baja en la actividad económica ya se sienten con fuerza en Neuquén. Los números de la recaudación provincial indican por tercer mes consecutivo una caída respecto a las previsiones que realizó el gobierno de Jorge Sapag, y muestran que en marzo - a pesar de que se registró un incremento de dos millones de pesos con respecto a igual período del año anterior - lo percibido en concepto de Ingresos Brutos, Sellos e Impuesto Inmobiliario fue de 70 millones de pesos, 13 millones menos que lo establecido en el proyecto de Presupuesto 2009 y 4 millones por debajo de lo recaudado en febrero.

Los números que maneja la Subsecretaría de Ingresos Públicos y a los que tuvo acceso este diario, indican también una disminución de los recursos provenientes de la Coparticipación Federal de Impuestos que alcanzan los 86 millones de pesos, sobre un monto presupuestado de 91 millones. Y restan conocer los números de las regalías, los cuales, teniendo en cuenta la caída de la producción hidrocarburífera, es seguro que también estarán en baja.

Fenómeno repetido

La merma en los ingresos por tributos provinciales comenzó en enero, cuando se registró una baja del uno por ciento respecto de lo previsto, producto de una disminución en lo recaudado en concepto de Ingresos Brutos.

En febrero, la provincia incrementó sus ingresos en materia impositiva en un 6%, aunque la recaudación impositiva experimentó una merma del 15% en relación enero y fue el 10% menor que lo pautado en el proyecto de Presupuesto, unos 8,7 millones de pesos.

En este caso, también tuvo incidencia lo percibido respecto a Ingresos Brutos, que registró una baja de 9,7 millones de pesos.

De confirmarse esta tendencia y los porcentajes de caída en los ingresos propios, la provincia podría sufrir en el año una pérdida total de 200 millones de pesos.

El gobierno de Sapag diseñó el año pasado una serie de medidas de reforma fiscal tendientes a aumentar la recaudación provincial que contemplaban aplicar el impuesto de Ingresos Brutos a actividades que en la actualidad no tributan, como la construcción y los profesionales independientes que trabajan de manera asociada. Incluso la Subsecretaría de Ingresos Públicos ya había estimado para 2009 los ingresos que Neuquén iba a recibir gracias a esta reforma. Pero a raíz de la crisis y la baja en la actividad económica, estas medidas quedaron congeladas hasta tanto se comiencen a revertir las variables.

Comentá la nota