La recaudación en caída, mucho más que un susto

Por: Silvia Naishtat

En la AFIP ya es vox populi la costumbre que aún mantiene Néstor Kirchner: llama por las mañanas y pregunta por la recaudación. Pero últimamente, Claudio Moroni, jefe del organismo, se las ve en figurillas.

Le toca comunicar que la crisis internacional se hace notar en menores ingresos por los impuestos a la exportación. Y que la desaceleración del consumo es evidente en el IVA. Jorge Vaconcelos, economista jefe del Ieral, hizo un relevamiento de las cifras que difundirá esta semana.

Impuestos, como Ganancias y las Contribuciones a la Seguridad Social, no han sufrido en noviembre. Sin embargo, se debe prestar atención a lo que ocurra con el IVA y las retenciones.

En octubre, la recaudación del IVA aumentó 24,4% respecto de octubre de 2007. Pero en noviembre el salto sería de 20%.

Un componente clave en esa desaceleración es la recaudación del IVA Aduana, que pagan las importaciones: se observa una caída muy pronunciada en las importaciones de noviembre en comparación con los meses anteriores. A la trayectoria del IVA convergen, con el tiempo, el resto de los tributos, lo cual es una señal preocupante de cara a 2009. Si el gasto crece al ritmo actual, será difícil lograr un superávit primario de 3% del PBI.

Esto, a pesar de que el Gobierno dispondrá en 2009 de $13.500 millones adicionales, por el traspaso del flujo de fondos que antes iba a las AFJP.

En retenciones a las exportaciones, de mantenerse los precios actuales de las materias primas y con un dólar a $3,40, se estima una brutal disminución de los $ 36.500 millones a 12 o 13.000 millones en 2009.

En el caso del petróleo, el Estado recibe todo lo que supere US$ 47 por barril. En julio, cuando rozó US$ 150, el fisco cosechó casi US$ 100 por cada barril que se exportaba. Con el derrumbe del valor internacional, ahora percibe US$ 10 por barril.

Los datos de la recaudación de noviembre anticipan la tendencia de 2009 en materia fiscal. ¿Qué nos espera si, como se teme, esos números se desinflan?

Comentá la nota