El recambio turístico aportó un fuerte movimiento a la Terminal

Muchos olavarrienses van o vienen de la Costa Atlántica. Dicen que el movimiento no iguala a los mejores veranos de los años "dorados". Pero marca una recuperación respecto de los meses más críticos de la crisis.
El recambio de quincena turístico incrementó ayer el movimiento en la Terminal de Omnibus de Olavarría. Los servicios que partieron rumbo a la Costa Atlántica y los que salieron desde los balnearios bonaerenses rumbo a nuestra ciudad lo hicieron prácticamente completos, y las empresas debieron sumar coches adicionales a sus programaciones habituales para hacer frente a la demanda de la fecha.

La mayor parte de la afluencia de viajeros por la Terminal de la avenida Pringles estuvo dada por las paradas intermedias de los coches que partieron desde San Juan, Córdoba y Mendoza, con destino a la Costa Atlántica. Y de aquellos servicios que recorrieron el camino inverso.

Mientras tanto, las compañías que operan en los corredores Olavarría - Buenos Aires y Olavarría - La Plata cerraron ayer un mes "más que tranquilo" y, aunque aclaran que por razones estacionales enero es un mes históricamente bajo para sus ventas, aguardan que la llegada de febrero les permita recuperar el movimiento perdido en las últimas semanas.

Desde la empresa El Rápido, cuyo fuerte comercial es el destino Mar del Plata, calificaron al cambio de quincena como "normal", sin llegar al movimiento explosivo de los veranos dorados, cuando la economía nacional marchaba con viento de cola. Si en los últimos días, la venta de pasajes se había desarrollado "de manera tranquila", ayer la firma recurrió al refuerzo de servicios adicionales para hacer frente a la demanda extra generada por la finalización de enero y el arranque de la primera quincena de febrero.

Así como los funcionarios de Turismo de la Nación y la Provincia remarcan, día tras otro, que el verano en marcha registra un notable incremento de visitantes en la costa respecto de la temporada anterior, empresarios y empleados del transporte de larga distancia también mantienen buenas expectativas para la actividad del mes que hoy se inicia. "La gente ya está preguntando un poco más sobre precios y horarios para las próximas semanas. Por lo tanto estimo que el movimiento se va a mantener a la par de lo que fue enero", dijo ayer a EL POPULAR el empleado a cargo de la atención al público en la ventanilla de El Rápido.

Hasta aquí, los días más movidos de cada semana han sido los viernes y domingos, días en los que mayor cantidad de adicionales se han sumado a la oferta habitual.

Los precios de los pasajes a la costa se mantienen en los mismos valores de la última temporada, ya que no han crecido a la par de los tickets a Capital Federal y Buenos Aires. Hoy, viajar desde Olavarría a Mar del Plata o volver de la "Feliz" a nuestra ciudad tiene un costo de 60 pesos por asiento.

Desde la oficina de informes de la Terminal de Omnibus agregaron que "esta tarde se ha notado mucho movimiento" y recordaron que el recambio anterior, "el de la mitad de enero fue muy fuerte, y bastante superior a los veranos anteriores".

Y en Río Paraná, otra de las empresas que ofrece viajes a la Costa Atlántica, con enlaces intermedios, hablaron de una temporada "normal y tranquila", con una diferencia respecto de las temporadas anteriores: "Los pasajes no se venden con tanta anticipación como pasaba antes, ahora es como que la gente se decide de viajar más sobre la fecha. Y por lo tanto viene a comprar sus pasajes a último momento", explicaron.

Capital espera

Si el verano tracciona ventas casi seguras para las compañías que viajan a la costa, distinta es la situación para las que operan en los corredores que unen a nuestra ciudad con Capital Federal y La Plata. Después de las Fiestas de Fin de Año ingresan en un declive pronunciado, que recién comienza a repuntar a mediados de febrero.

Ayer, desde El Onda, mostraron un panorama positivo, con micros muy concurridos rumbo a la capital provincial. "Se ha trabajado bien este fin de semana, con estudiantes que empiezan a volver a La Plata después de un mes de descanso en la ciudad", argumentaron. Los universitarios que viajan para instalarse, acompañados por sus padres o amigos, o aquellos que ya cursan sus carreras y vuelven a preparar sus exámenes constituyen el grueso de la clientela de la empresa por estos días.

Y en Plusmar admitieron que, "al contrario de lo que sucede con las empresas que van a la costa, para nosotros, que ofrecemos los servicios a Buenos Aires, enero es siempre el mes más bajo del año". En ese contexto, en los últimos 30 días la demanda de pasajes fue "la habitual" para esta época del año, sin variaciones significativas respecto de los eneros anteriores.

"Por lo general, el repunte llega a mediados de febrero. Ya en la segunda semana del mes se nota un mayor movimiento con los estudiantes y la cosa empieza a cambiar", anunciaron. "Pero hasta que llega esa fecha, el movimiento turístico a Buenos Aires siempre es flojo. Y también cae la venta de pasajes porque en enero están las dependencias judiciales cerradas por la feria, y los abogados dejan de ir, y muchos negocios y empresas en Capital cierran todo el mes y recién reanudan sus actividades en febrero", detallaron.

Comentá la nota