Rebelión de radicales macristas, por ministro

• Esperan regreso de Macri para manifestarle diferencias con Posse
El recibimiento al nuevo integrante del staff macrista, el flamante ministro de Educación, Abel Posse, se condimentó ayer a la mañana en su ausencia. Por cierto, el funcionario llegó tarde a la reunión exclusiva para titulares de cartera junto a Horacio Rodríguez Larreta, en ausencia de Mauricio Macri, quien está en Dinamarca en la cumbre sobre el clima. Pero no se le cobró la multa de $ 100 que aplica el jefe porteño por esas indisciplinas y no por su condición de ingresante: por cierto Posse llegó puntual, pero el resto del grupo se había dado cita media hora antes, precisamente para conversar a solas sobre lo que cada uno piensa del polémico funcionario, en una suerte de dinámica de grupo para hablar del «qué sentís». Algunos tragaron saliva ante la pregunta de Rodríguez Larreta, pero otros no esperaron para replicar. Es el caso del cultural Hernán Lombardi, quien manifestó en duros términos su rechazo a diversos conceptos vertidos por el diplomático en relación con la dictadura militar, la represión de las protestas sociales y especialmente a los jóvenes.

«Quien no entiende el rock, no entiende a los jóvenes», había dicho el ministro de Cultura el domingo, al participar de una caravana organizada por una fundación de lucha contra el sida que regentean radicales, en alusión a que Posse no sintonizaría con esas melodías. Lo cierto es que los radicales PRO esperan el regreso de Macri para solicitarle una reunión especialmente sobre el tema. No es sólo Lombardi, sino también legisladores y diputados nacionales quienes buscan diferenciarse del pensamiento del ministro.

«Nosotros estamos buscando la forma de despegarnos de las declaraciones de Posse, especialmente a su valoración de la dictadura militar, porque consideramos que no representa el pensamiento de los radicales PRO, ni del PRO», explicó un grupo ayer. Aseguran además que «en cambio estamos orgullosos de la gestión en Educación del Gobierno de Macri y siempre vamos a defender las políticas públicas del área».

Otros en la mesa se lamentaron de la decisión, pero consideraron que el debutante merece apoyo del resto a la gestión que continuará la del saliente Mariano Narodowski, complicado en la causa que investiga escuchas ilegales.

Los ánimos ya estaban aplacados cuando entró Posse a la sala, pero los saludos fueron más que formales, ya que no es por ahora un conocido del PRO, como el otro debutante, Diego Santilli, que contuvo abrazos y buenos deseos.

A todo eso, al mediodía, Larreta convidó con un almuerzo de pizza y alfajores, al bloque PRO de la Legislatura porteña, que conduce Cristian Ritondo. También en esa tenida estuvieron radicales que integran la bancada, como Oscar Zago o Martín Ocampo, que no dudaron en aprovechar la oportunidad para plantear sus diferencias al resto de los legisladores y al jefe de Gabinete, aunque quieren hacer público ese rechazo, una vez que obtengan luz verde de Macri para difundirlo.

EL jefe porteño regresará mañana del encuentro por el cambio climático, en el marco del cual ayer se reunió con representantes del movimiento político verde mundial, que le pidieron su compromiso para la concreción del plan de basura cero, como dispone una ley porteña.

De la reunión participaron, Juan Behrend -secretario general del Partido Verde Europeo y coordinador del Global Green-, Flor de María Hurtado -de la Federación de Partidos Verdes de las Américas- y Claudia Moy Peña, copresidenta del Partido Iniciativa Verde de la Argentina.

Comentá la nota