Rebeldía de Serna avivó la interna en el Frente Cívico

El desplante discursivo del legislador provincial Rodrigo Serna, quien, a pesar de ser parte del bloque juecista, opinó que su jefe Miguel Ortiz Pellegrini "merece una sanción", avivó la interna en la bancada del Frente Cívico.

Serna, un joven dirigente radical de Villa Carlos Paz que llegó a la banca por integrar la lista como aliado juecista, se animó a cuestionar a Ortiz Pellegrini y rompió lo que parecía ser una posición monolítica del bloque del Frente Cívico en pos de defender la inocencia del jefe del bloque. Esto, en el marco del debate por la sanción que el oficialismo intenta aplicarle a Ortiz Pellegrini "por haber violado el artículo 88 de la Constitución provincial" que prohíbe a los legisladores litigar contra el Estado, según el dictamen de una comisión legislativa con mayoría del PJ.

Ayer, el vicepresidente de la bancada juecista, Roberto Birri, dijo que las declaraciones de Serna lo habían "sorprendido", porque el propio Serna "había señalado que no haría pública su intención de abstenerse de votar" a favor de la inocencia de Ortiz Pellegrini, como haría toda la bancada a la hora de debatir la cuestión en el pleno.

"Está en su derecho expresar lo que crea conveniente –señaló Birri acerca de los dichos de Serna– porque siempre hemos tenido libertad de conciencia en este bloque, pero objetivamente pienso que hubiera sido mejor que esperara a que concluyera el debate interno antes de hacer pública su posición".

Voceros del bloque negaron que se vaya a tomar una represalia contra Serna, pero dijeron que el debate del tema no ha terminado. Fuentes juecistas remarcaron que Serna quiere posicionarse públicamente a favor de su intención de ser candidato a intendente de Villa Carlos Paz, y atribuyeron a esto el gesto de rebeldía.

Pero la crítica de Serna no es la única. En los despachos que ocupan otros legisladores del Frente Cívico se han escuchado argumentos sobre la "inconveniencia" de que Ortiz Pellegrini siga a cargo de la jefatura de bloque. Y hay varios con ganas de reemplazarlo.

Comentá la nota