Reasignaron para el pago a lo tambos 480 millones .

El Gobierno redujo partidas de otros ministerios y secretarías para afrontar el pago de diez centavos por litro de leche, durante diez meses, para quienes producen menos de un promedio de tres mil litros diario. También se cubrirá el precio de venta por la cría de terneros Holando.
El Gobierno nacional reasignó del Presupuesto 480 millones de pesos con el fin de asegurar el financiamiento de los subsidios al sector tambero, prometidos luego de la firma que semanas atrás se hiciera con las entidades agropecuarias tendientes a recomponer al sector de la producción primaria de leche.

Mediante la decisión administrativa 150/09, instrumentada por la Jefatura de Gabinete y publicada en el Boletín Oficial, se incrementan en 480 millones de pesos las autorizaciones para gastos corrientes de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario, que depende del Ministerio de Producción.

Esta partida atenderá al subsidio a productores tamberos de diez centavos por litro de leche a tambos que promedien las tres mil unidades producidas diariamente, así como el pago de 200 pesos por la cría de terneros machos de raza Holando Argentino, al momento de su venta para la posterior cría de carne.

El incremento de la disponibilidad de dinero representa un 13 por ciento en las partidas asignadas al ONCCA para el otorgamiento de compensaciones al agro, por lo que los gastos en subsidios pasan a 4.149 millones, un 9,2 por ciento más que la erogación de 2008, según informó la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera.

Esta reasignación significó fuertes reducciones de gastos para el Ministerio de Defensa, en 185 millones de pesos; el de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, en 72 millones, y el de Economía, en 40 millones. También se compensó con la merma en los fondos para los ministerios de Planificación Federal, en 22 millones; de Desarrollo Social, en 13 millones; el de Relaciones Exteriores, en 9,8 millones; de Educación, en 7,6 millones; el de Trabajo, en 2,8 millones y en Ciencia y Tecnología, en 2 millones.

EL PAGO Y EL RIESGO

Esa fue la información oficial que se brindó, si bien la suma de todos los números no alcanza a los 480 millones referidos.

Según pudimos saber, ni bien se había hecho el anuncio de los subsidios, en el núcleo de la Secretaría de Agricultura de la Nación no conocían de dónde saldría el dinero para hacer frente a lo anunciado.

Esa incertidumbre duró hasta hace poco más de una semana cuando se conocieron los sectores a los que se les retiró presupuesto. Ahora se podría afrontar el pago que sería anunciado durante la semana que da inicio hoy.

Es necesario decir que esta ayuda para los tambos de hasta tres mil litros no resuelve en absoluto la situación de quebranto de la lechería nacional, porque el rescate debería ser para todos los tambos pequeños y medianos, ayudado por una política que le dé sustento al Plan Piloto de la Lechería y así poder concretar el Plan Estratégico 2020 que prevé una expansión del sector, más allá de la coyuntura actual.

"El precio de base no pasa ni por subsidiar al tambero, ni por poner un precio mínimo, sino que pasa por solucionar un problema de stock, que nace en que si sobra leche, se debe exportar al precio que sea", expuso días atrás el titular de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas, Javier Baudino. La referencia del dirigente está enfocada en la promoción de exportaciones de todos los excedentes del mercado interno, para que de esa manera se agilice la movilidad interna de la producción industrial láctea; y con la recuperación de los precios del mercado mundial se pueda normalizar el sector a nivel país de manera integral.

Caído ya el acuerdo con el que soñaba Guillermo Moreno, con una imposición de 85 centavos pagados de la industria a los productores, sin acciones tendientes a generar movimientos que reduzcan los stocks de las industrias de todos los tamaños, sin garantías sobre las exportaciones ya que por más que se haya abierto la frontera la tramitación de los permisos se tornó por demás burocrática; y muchos aspectos de este tenor que tienen detenido al desarrollo de productos, a la expansión de la generación de materia prima, pero por sobre todas las cosas no es viable ni para los tamberos, ni para las empresas más débiles, mientras la cadena comercial hace todas las diferencias.

La visión integral que propone el Plan Piloto con el control de calidades, la leche de referencia y la liquidación única son las herramientas que hoy se deben poner en marcha, estando todo preparado para un acuerdo que debe surgir de la Mesa Nacional y con el aval del Grupo Lácteo en pleno.

Comentá la nota