Reaparecido en acción

El ex ministro de Obras Públicas del Gobierno Provincial Julio Bargero se paseó ayer por los pasillos de Casa de Gobierno. Después de ser defenestrado del Ministerio, el funcionario había optado por un bajo perfil y prácticamente por su desaparición de los medios. Ayer, casi de casualidad, fue avistado por El Diario en el Centro Cívico.
Bargero quedó en la picota cuando comenzaron a trascender las irregularidades en distintas obras públicas de las que fue responsable su gestión. El Megaestadio y el polideportivo de Ataliva Roca son los paradigmas de esas anomalías.

Cuando el vernista Bargero dejó el cargo -el gobernador Oscar Mario Jorge designó a Paulo Benvenutto como su reemplazante- el oficialismo anunció la chance de que representara al Estado ante el Ente Casa de Piedra. Desde entonces no hubo novedades formales sobre el destino de Bargero.

Comentá la nota