Reanudan las actividades en Obras Públicas.

Los empleados de las áreas de Obras Públicas y Mantenimientos de calles, dependiente de la Secretaría de Servicios y Obras Públicas de la Municipalidad, decidieron ayer levantar la medida de fuerza, tras la reunión mantenida con el secretario de Gobierno, Guillermo Martínez, y representantes del Sindicato de Empelados Municipales.
Los operarios, se encontraban desde el viernes a las 7:00 en estado de asamblea, donde no se dejaba sacar ninguna máquina en el predio de Obras Públicas en Urquiza al Oeste y Nágera, como tampoco se atendió ningún reclamo el sábado a la noche tras la tormenta.

Ayer a las 10:00, Martínez inició las negociaciones en el salón Azul, junto al secretario de Hacienda Daniel Acuña, el secretario de Obras Públicas Aníbal García y el director de Personal y Recursos Humanos Luís Pérez. Del otro lado de la mesa de negociaciones estuvieron el secretario general del Sindicato de Empleados Municipales, Mario López, miembros de la comisión directiva del sindicato y delegados gremiales de las áreas en conflicto.

López, comunicó el mandato de la asamblea que los operarios habían tenido horas antes, donde se planteó la necesidad de que se les reconozca el pago de más horas extras, que se le abone un plus cuando el operario desarrolle trabajos peligrosos y se les dé 300 pesos a cuenta de futuros aumentos.

El pago del adicional por tarea riesgosa a empleados que no cuentan con este reconocimiento –en los términos que indica el estatuto Municipal- es un reclamo que el Sindicato lo viene haciendo desde hace tiempo.

La jornada laboral de los empleados Municipales es de seis horas, pero por la particularidad del trabajo de las cuadrillas que dependen de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, esa jornada se extiende a ocho horas.

“Por la dinámica y la tarea que ellos realizan, generalmente requiere de una jornada más extensa, y pedían que nosotros le reconociéramos una jornada mayor”, explicó el secretario de Gobierno.

“Ellos nos pidieron que le reconozcamos cuatro horas adicionales, estableciendo una media de acuerdo al trabajo que Obras Públicas tuvo en 2008. Esto significa un incremento de 80 horas extras mensuales”, dijo.

Finalmente se acordó una jornada de ocho horas diarias, es decir dos adicionales por día y un total de 44 horas extras al mes.

“Formulamos un reconocimiento de 44 horas, o sea diez horas semanales en 22 días de trabajo y al mismo tiempo formulamos un reconocimiento para la gente que efectivamente presta tareas riesgosas, se abonará siempre y cuando se realicen”.

Al ser consultado por el adelanto de 300 pesos a cuenta de futuros aumentos, Martínez, dejó en claro que: “A partir de ahora nosotros le vamos a exigir a los trabajadores una jornada de ocho horas extras, pero si hay alguna tarea que demande más horas, se les pagará. Independientemente de eso, se le va a reconocer la tarea riesgosa para todos aquellos operarios que la presten en el transcurso del mes. En tercer lugar, como nosotros tenemos que iniciar las conversaciones salariales en el transcurso de este mes, pero aún no la hemos iniciado, el convenio o el acuerdo salarial del 2008 venció el 30 de diciembre del año pasado, y ellos habían planteado la necesidad que en el marco de este acuerdo que hemos hecho con el área de Obras Públicas, incluyéramos un anticipo a cuenta de futuros aumentos de 300 pesos.

Nosotros le planteábamos que no estábamos en condiciones de hacerlo porque entendíamos que si le dábamos un anticipo, también le tendría que corresponder a la totalidad de los empleados municipales de planta que son un poco más de mil empleados”.

Para el Municipio, esta medida significaba: “Un esfuerzo económico financiero que en primer lugar no estamos en condiciones de enfrentarlo; en segundo lugar, implicaba un mensaje al resto de los trabajadores de darle un anticipo, cuando nosotros aún no sabemos cuál va a ser la resultante de la negociación salarial que vamos a llevar adelante. Por lo tanto no podemos adelantarnos sin llevar una discusión previa con la representación sindical. Todavía no hemos tenido un debate profundo y serio donde podamos analizar en qué situación financiera y económica está el municipio para enfrentar la recomposición salarial del 2009”.

No obstante, el Sindicato le exigía poder equipararse a las bonificaciones que recibieron los empleados de Higiene Urbana, tras el conflicto gremial de diciembre pasado.

“En realidad lo único que hicimos con los operarios de Higiene Urbana, fue darle un adelanto del aumento de sueldo a cuenta del nuevo adicional que pautamos en el transcurso del mes de diciembre. Es decir que en realidad, ellos venían por un aumento para equipararse con Higiene Urbana, cuando en realidad a Higiene Urbana no le dimos un anticipo a cuenta de futuros aumentos sino le adelantamos el adicional pautado, por lo tanto en el transcurso del mes de enero se lo vamos a deducir”, concretó.

Comentá la nota