Se reanuda la competencia en Fiambalá.

Las máquinas que participan del Rally Dakar cruzaron nuevamente la Cordillera de Los Andes, de vuelta a la Argentina y sin tramos cronometrados, para continuar mañana con su duoécima etapa.
Luego de que la organización decidiera recorrer a ritmo de enlace la undécima etapa entre Copiapó y Fiambalá debido a que las previsiones meterológicas indicaban la muy probable existencia de niebla en este segmento, autos, motos, cuatriciclos y camiones retomarán el curso normal de competencia.

Con diez etapas finalizadas, el español Carlos Sainz (Vokswagen) liderá la competencia en autos seguido por el estadounidense Mark Miller (Volkswagen).

El mendocino Orlando Terranova (BMW) abandonó en la décima etapa por un vuelco producido al intentar esquivar una moto en el km 180, que lo hizo caer desde una duna y le deformó la jaula de protección y rompió la barra antivuelcos.

Por su parte, el español Marc Coma (KTM) sigue firme al mando de la general, escoltado por el francés David Fretigné (Yamaha). El piloto de Las Flores Marcos Patronelli (Can Am) sigue a la expectativa en cuatriciclos, pues se impuso nuevamente en el tramo cronometrado de ayer en Copiapó y marcha segundo en la general de la especialidad, detrás del checo Josef Machacek (Yamaha).

En camiones, Vladimir Chagin, Sergei Savostin y Eduard Nikolaev (Kamaz) y sus compatriotas Firdaus Kabirov, Aydar Belyaev y Andrey MOkeev (Kamaz) son los que miran a todos desde arriba en la acumulada.

El tramo Fiambalá-La Rioja presenta un enlace de 4 kilómetros, luego el tramo cronometrado de 253 kilómetros y, finalmente, 261 kilómetros hasta llegar al cierre de la duodécioma etapa en la ciudad capital riojana.

Comentá la nota