Se realizó la megafiesta y ahora el Municipio analiza clausurar Fuente de Alegría

Una medida cautelar dictada por la jueza Silvia Inés Monserrat permitió que se lleve a cabo la promocionada Tandil Fest, pese a que la comuna no había otorgado la habilitación correspondiente.

Ante esta decisión judicial, desde el Municipio se procedido a levantar diversas actas sobre la concreción de la megafiesta y ahora están siendo analizados los pasos a seguir por los abogados del área de legales.

Más allá de que no existieron inconvenientes, salvo las quejas de los vecinos, las autoridades políticas de Tandil creen que se debe actuar con firmeza ante esta "desobediencia" de los titulares de Fuente de Alegría, por eso ayer se analizaba la posibilidad de llevar al tema hasta las últimas consecuencias.

La idea que tienen los funcionarios es clausurar el lugar, para que no pueda organizar ningún tipo de eventos.

Comentá la nota