Se realizó una charla para tratar de despolarizar la discusión sobre los medios

La misma se trató de una defensa del proyecto y un ataque a los monopolios que manejan a los medios de comunicación. Hablaron Edgardo Massarotti y José Luís Ferrando. Trataron de panfletero a Cusinato. "Gracias al gobernador".
Desde que el Poder Ejecutivo presentó su proyecto de Ley de Radiodifusión, que busca reemplazar a la norma que subsiste desde la dictadura militar, las voces en su contra han sido muchas.

Pero esas muchas, provienen del mismo lugar, El Grupo Clarín, quien por la nueva normativa podría perder gran parte de su cuantioso arsenal de medios de comunicación y sin dudas es una lucha que quiere dar y de perder, hacerlo de pie.

Bien sabido es que el arma más poderosa de la prensa es la capacidad que tiene sobre la sociedad de formar y modelar su opinión, y en estos últimos días ha despotricado con todo en contra de una ley que puede o no ser mala, pero que sin dudas merece por lo menos una mirada reflexiva ya que, fue aportada por un sin fin de personas en cuantiosas consultas hechas a lo largo y a lo ancho del país.

"La ley K de medios", le dicen al proyecto y hasta aseguran que será una ley para "amordazar a la prensa". Puede que esto sea así, o no; los grandes medios han optado por no hablar sobre su contenido y sí sobre quienes la produjeron, el gobierno kirchnerista, ese que hasta hace un año era "el mejor después de Perón" y ahora es el más cuestionado, después del de el líder del Justicialismo.

Otras voces

En la noche de este jueves, desde la "Agrupación La Victoria" –que responde al Partido Justicialista-, se propusieron brindar una charla para hablar de lo que está sucediendo en torno a este proyecto y además del proyecto en si.

En este caso se puede decir que la búsqueda de despolarizar la discusión, tampoco se logra, ya que la cuestión está vista en blanco y negro, porque o se está con los monopolios de la información o se está con los Kirchner, parece no haber un punto intermedio del cual se puedan sacar cuestiones positivas que sumen al proyecto.

De la charla en cuestión se puede decir que uno de los principales disertantes fue el ex secretario General de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Edgardo Massarotti. Este hizo una defensa acérrima de la cuestión y trajo frases de la oposición "dicen que van a amordazar a la prensa y no es así, en el proyecto no hay un solo artículo que diga lo que deben decir los contenidos, eso si, se designan cuotas, por ejemplo se dirá cuanta música en castellano debe pasar una radio, pero no que autor".

"Eso que van a revisar las licencias cada dos años es mentira. Sí se habla de una revisión bianual de las reglas técnicas. Es mentira que cada dos años van a tener a la gente con el cuchillo en la espalda", continuó diciendo Massarotti en su especie de alegato.

El ex dirigente sindical enumeró una crítica más y ensayó también su defensa: "Dicen que van a desaparecer los pequeños cable operadores, es extraño, porque a esto lo dicen los grandes, o sea, no los posibles afectados".

Más adelante y en un plano mucho más político reflexionó diciendo que "si nos ganan la cabeza, estamos perdidos, hay que saltar los alambrados y discutir, porque aquí se discute poder".

Luego aclaró que no lo habían convocado para hablar de lo que iba a decir pero disparó para concluir que "no hay que adoptar la ideología del enemigo, que es el campo, aunque yo disienta de cómo los Kirchner han llevado adelante este conflicto".

Acto seguido, tomó la palabra el periodista de la radio LT 14, José Luís Ferrando, quien publicó un libro denominado "Todo por decir, medios del Estado y sociedad civil".

El hombre de radio destacó que "los grandes medios no generan opinión sólo en la sociedad sino que también lo hacen en los propios periodistas", algo a lo que él denominó "Colonización ideológica" y culpó de ello, entre otras cosas, al "copie y pegue" que se utiliza quizá en demasía.

Según Ferrando, no importa si este proyecto surge de un conflicto entre Néstor Kirchner y Clarín, lo importante es que se presentó. Lo fundamentó diciendo que "ningún cambio sale del pacifismo, siempre se producen por conflictos y esto no ha sido la excepción".

El periodista, criticó al vicepresidente de la Comisión de Comunicaciones e Informática de la Cámara de Diputados de la Nación, Gustavo Cusinato (de la Unión Cívica Radical) al graficar que "miré la televisión y vi que Cusinato no abrió la boca en los plenarios y sin embargo a mi me llegaban comunicados diciendo muchas cosas, todos los días. Ahora fue más moderado, porque panfletear lo hace cualquiera, pero cuando se critica con dos gramos de coherencia, se acaba el panfletéo".

Más adelante el hombre de LT 14 preguntó cómo hacer para que existan medios estatales que no sean gubernamentales. La respuesta, según él, están en el proyecto ya que "se agruparán a canal siete junto con 40 radios de la Cadena Nacional, más radios que han sobrevivido a las privatizaciones de Menem y los militares –como LT 14-, se les daría un cuerpo colegiado, abierto a minorías parlamentarias, a la sociedad y tendrá un consejo consultivo. Por supuesto, hay cosas que se deben mejorar y esperemos escuchen nuestros consejos", confió.

Según su punto de vista, lo que se debe mejorar es "como se va a elegir a los directores. Estaría bien que la sociedad pueda participar y que además tengan autonomía porque en general los directores surgen de pactos políticos con los gobernadores", dijo.

Pero finalmente Ferrando destacó que "salvo por algunas cosas, esta ley, y en base a lo que teníamos, da un gran salto cualitativo".

Entre tanto caos de información y desinformación, lo positivo es encontrar diferentes puntos de vista, se compartan o no, para poder generar de ellos una opinión propia, cómo individuos pensantes y no como una gran masa consumista.

Comentá la nota