Realizaron una prueba de carga sobre la pasarela de avenida 27 de Febrero

La empresa encargada de construir el puente peatonal de avenida 27 de Febrero realizó ayer una prueba de carga utilizando piletas de lona llenas de agua. La pasarela será habilitada en los próximos días, y se prevé para más adelante poner en marcha el ascensor y la escalera mecánica.
En la tarde de ayer el puente peatonal de avenida 27 de Febrero, que posibilitará el tránsito de las personas desde la plaza Alberdi hasta el acceso principal del complejo Puerto Ribera, fue sometido a una prueba de carga. Así, se procedió primero al armado de piletas de lona, que cubrieron todo el ancho de la pasarela, y después a su llenado con agua.

El puente peatonal, según la información difundida desde la Municipalidad será habilitado en los próximos días; de ahí la prueba realizada en la víspera para garantizar sus condiciones de seguridad.

Al respecto, cabe indicar que el ascensor y la escalera mecánica a cielo abierto que habrá del lado del espacio verde para el uso preferencial de personas con alguna discapacidad o dificultad para caminar, serán incorporados más adelante.

Cruzar será seguro

Unir el parque Alberdi con el Puerto a través de un puente peatonal demandó una inversión de más de un millón y medio de pesos por parte del concesionario del Casino. La construcción, según lo consideró el secretario de Gobierno municipal José Corral en una recorrida por el lugar días atrás en la que estuvo el propio intendente y autoridades del Complejo Puerto Ribera, "será un ícono de la nueva ciudad que está creciendo y desarrollándose. Va a ser un nuevo punto de atracción y un lugar para la foto, porque hay distintos puntos de vista novedosos del Puerto, del edificio del Correo y de la ciudad".

La edificación de la pasarela estuvo a cargo de la firma Cocyar en base a un proyecto ejecutivo elaborado por la Secretaría de Planeamiento Urbano de la Municipalidad. Tiene una extensión de 180 metros y 5,10 metros de altura y, para mayor protección, cuenta con barandas metálicas de 1,40 metros de alto.

Por último, vale la pena recordar que hace un año y medio atrás el parque Alberdi estaba ocupado por vendedores informales y no había forma de cruzar de manera segura hacia el Puerto.

Comentá la nota